RETO Wingspan

Autor/a: Joe Aubrey

Subvenciones para objetivos imposibles

Has llamado la atención.
  Tu trabajo como especialista en vida salvaje aviar se está difundiendo, y acabas de ser ‘contactado’. Tu jefe te dijo que esperaba una importante llamada hoy, así que esperas en tu escritorio, repasando informes recientes de tus exitosos refugios salvajes cuando suena el teléfono. El identificador de llamadas dice ‘BLOQUEADO’.

  Antes de que puedas decir nada, en el auricular una monótona voz habla como si estuviese leyendo un guión: “Has sido elegido/a. Se te ha asignado un caso especial. Debes encontrar cinco especies de pájaros de los tres biomas, o habrá consecuencias.”

  Una pausa en el teléfono te pilla desprevenido. ¿Deberías responder?. ¿Qué quieren decir ‘los tres biomas’?. ¿Y qué consecuencias?. Empiezas a preocuparte. “Soy…eh, qué-“
  La voz continúa a pesar de tus palabras: “La Dirección considera que probablemente falles. Hemos obtenido grandes fondos para ayudarte en este proyecto. Los detalles se enviarán mediante un Ectopistes migratorio”. La llamada acaba bruscamente y el tono de llamada llena el silencio.

  Muy extraño. ¿Quién es la Dirección?. Pese a la sensación de ansiedad dejada por la llamada de teléfono, no puedes dejar de sentirte exaltado por recibir tu primer gran aumento de financiación. Parece que vuelas alto.

  Una paloma entra volando por tu ventana. Retiras la nota atada a su para y el pájaro se va volando.”


En este escenario anotarás una única puntuación. Puedes jugarlo las veces que quieras, actualizando tu puntuación en caso de que la superes.


Reglas Especiales

1)Antes de empezar la primera ronda, tras elegir tu mano inicial de cartas y la comida, elige una de las tres siguientes subvenciones iniciales:

  • Roba una carta de pájaro (puede ser de la bandeja de pájaros boca arriba o de la parte superior del mazo. Rellena la bandeja si la coges de ahí.)
  • Coge una ficha de comida de la reserva (puede ser cualquier ficha, incluso repetir una que ya tienes en tu poder.)
  • Coge un huevo y colócalo en la Carta de Bonificación elegida (este huevo se puede gastar como cualquier otro a lo largo de la partida, o puede contabilizar en el total de huevos al final. Si lo gastas, retíralo de la Carta de Bonificación y devuélvelo a la reserva. No podrás poner más huevos encima de esta carta.)

2)Al final de la partida, tras puntuar, resta 15 puntos por cada hueco en la quinta columna que no contenga un pájaro.

3)Los empates se resolverán a favor del jugador que haya cubierto más espacios de la quinta columna. Si se mantiene el empate, los jugadores compartirán la victoria, aunque la Dirección estará descontenta con este resultado.

Reglas normales de los escenarios:

  1. Puedes jugar con cualquier dificultad del Automa, pero deja fuera la carta Automubon
  2. Usa el lado verde del tablero de objetivos
  3. El resto de la preparación y la forma de jugar del Automa es la habitual.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.