Reseña X-ODUS (2020)

  • Autores: Romain Lesiuk, Yann Hilaire
  • N° de Jugadores: 1-4
  • Adaptabilidad a Solitario: 4/5
  • Complejidad: Media-Baja
  • Partidas Jugadas: 5
  • Duración Partida: 1-3 horas
  • Idioma: Inglés
  • Precio aproximado: 54€ (no sé si saldrá en tienda ni su precio). Enlace al Pledge Manager

VISTAZO GENERAL

La historia del juego es que una especie alienígena, los Precursores, abrieron involuntariamente una Grieta dimensional por la que entró la Corrupción (algo así como los Primigenios de Lovecraft pero en plan nave espacial), que arrasaron su civilización. Los Precursores consiguieron cerrar temporalmente la Grieta, pero se está volviendo a abrir. Tú misión claro está es sellarla de nuevo usando unas Llaves que debes encontrar y activar.

En nuestro camino nos enfrentaremos a enemigos cada vez más fuertes, incluidos los temibles Avatares, mejoraremos nuestras naves y tendremos encuentros de diversas consecuencias.

A mitad de partida

¿DÓNDE ESTÁN LAS LLAVES…?

Empezamos nuestra aventura en uno de los Espacios Corruptos (losetas rojas vaya). Allí no hay nada que buscar, son sistemas vacíos…

Y tenemos varias acciones disponibles. Más o menos son las típicas de los juegos de exploración: colocar loseta adyacente, mover, mover a ciegas descubriendo al mismo tiempo una nueva loseta, intercambiar, ganar recursos… La secuencia al principio de la partida podría ser algo así:

Mando una Sonda Espacial (se coge nueva loseta y se coloca descubierta)
Me muevo allí. Es zona peligrosa, y tengo que ver si el enemigo me detecta.¡Ha salido un círculo!…me han detectado así que hay combate

Si no nos hubiesen detectado podríamos Explorar en el sistema:

El cubito transparente indica que puedo Explorar
La carta de exploración ofrece 3 opciones, dependiendo del tipo de nave

Naves

Hay 3 tipos, cada uno especializado en una cosa, ya sea combate, reparación/defensa o exploración:

Combate, Especialista y Renegado

Cada nave puede ir incorporando mejoras, bien a través de Módulos que se adquieren/compran o bien mediante Ampliaciones al cumplir cierta condición propia de la nave:

Los Aliados nos permiten gastar la chatarra conseguida en las exploraciones y combates en adquirir Módulos
Vamos subiendo la experiencia al cumplir una condición (en este caso, al obtener chatarra). Cada 2 de experiencia elegimos una Ampliación específica de esa nave

Las Ampliaciones son bastante útiles, imprescindibles a medida que avanza la partida, sobre todo contra los Avatares. Algunas requieren gastar Energía y otras son pasivas. Empezamos con poca energía, pero ésto también lo podemos aumentar.

Aparte de las Ampliaciones, las naves también se diferencian en los 2 dados que usan: rojo, azul o amarillo, en la resistencia de su Casco (la vida) y en el número de acciones que pueden hacer en cada turno: 3 o 4. Así que como veis cambia bastante de una a otra.

El aspecto de una nave, ya avanzada la partida, puede ser similar a éste:

Tengo 4 Ampliaciones, 2 Módulos normales y 1 Módulo Precursor, además de haber subido mi Energía disponible

Combate

Está simplificado al máximo, ya que une en tu tirada tanto tu ataque como el del enemigo. Tiras tus 2 dados:

  • Cada punto de mira: daño al enemigo
  • Cada círculo: daño a tu nave

Algunas Mejoras te servirán para modificar las tiradas y para evitar el daño. Seguirás lanzando dados y aplicando los resultados hasta que el enemigo muera o te retires.

2 Naves enemigas, una de ellas esperando para cuando derrotemos al Explorador Avanzado

Llaves

Como dije al principio, tenemos que encontrar cierto número de Llaves, 3 o 4 (según juegues con 3 o 4 naves). Al dar con una loseta con el símbolo de los Precursores, cogemos la correspondiente carta, que nos planteará una condición para obtener la Llave:

Una vez las tengas todas, has de ir a la loseta de la Grieta Principal y con ellas sellarla, mientras los Avatares que estén en juego hacen un último intento de alcanzarte y destruirte antes de que lo consigas.

OPINIÓN PERSONAL

En primer lugar la calidad de los componentes y el apartado gráfico son bastante buenos. Tableros de las naves con doble capa para colocar diversos marcadores, tapete precioso y útil (aunque tiene unas pequeñitas ondulaciones por haberlo cosido sin estar completamente estirado, nada grave), arte de las cartas muy vistoso…en mesa queda todo muy llamativo.

Sobre el juego en sí hay varios aspectos interesantes. La Exploración no innova pero resulta muy entretenida, con el habitual progreso de tus naves que hace que sientas cómo se van haciendo poderosas. Los primeros turnos irán muy tranquilos, mirando aquí y allá, eliminando algún enemigo, quizás sufriendo algún daño…Pero todo cambia cuando entra en escena…¡el primer Avatar!

Avatares

Después de jugar las acciones con tus naves, se avanza el cubito rojo en el Tablero de Avatar:

Cuando el cubo llega a los dos símbolos ocurren dos cosas:

  1. Se añaden al Mazo de Enemigos naves más fuertes
  2. Aparece un Avatar aleatorio entre los 4 que hay

Sin menospreciar a los nuevos enemigos, que irán compensando un poco las mejoras en tu nave…

Si os fijáis, con cada nivel aumenta tanto su Escudo como su Casco, y su habilidad es más fastidiosa

…pero realmente lo que cambia el desarrollo de la partida son los Avatares, los que traen la Corrupción:

Sus valores de Casco y Escudo se disparan, y su habilidad te puede destrozar

En principio no podrás enfrentarte a ellos, y tendrás que evitarlos. Un Avatar se moverá cada turno hacia tu nave más próxima, ejerciendo una presión continua desde el momento en que el primero aparece, y que no sólo no desaparece sino que empeora con la llegada de un segundo y tercero.

Tu única posibilidad contra ellos es mejorar tus naves lo más rápido posible. Si no lo consigues y te encuentras con uno, lo más probable es que tengas que retirarte del combate, pudiendo sufrir daño. Y no es raro que suceda que se convierta en una huida constante, apenas poniendo distancia con el Avatar como para reparar un poco tus naves hasta que vuelve a pillarte, entrando en una espiral descendente que te hará perder la partida.

Flotas

Realmente tu gran baza contra los Avatares, aparte de mejorar tus naves, es montar una Flota con ellas. Simplemente consiste en realizar acciones conjuntamente con 2 o más de tus naves que estén en un mismo espacio. Esto limita el número de acciones que haces, pero vuelve los ataques mucho más potentes. Tendrás más posibilidad de superar el escudo del enemigo y más habilidades para activar, que dependiendo de las naves que formen la Flota creará distintas combinaciones y sinergias.

La posibilidad de crear Flotas cuando te convenga me parece un detalle muy interesante del juego. Podrás paliar la debilidad de una nave, o montar un grupo de ataque con las 2 naves de combate. Sea como sea, siempre la suma será mayor que las dos naves por separado, y sobre todo será más divertido, pero con la contrapartida de que estás perdiendo la posibilidad de progresar con la exploración por otra parte del Mapa (las acciones de las dos naves no se suman sino que las dos realizan la misma).

“Al aproximarte a una nave comercial, te perfora el casco lateral, y un enjambre de nanomáquinas empieza a corromper tus sistemas.”

El perro y el gato

Como he comentado, puede darse la situación de huida constante de los Avatares. Si te pillan y no estás bien preparado puede que consigas dañarlo, incluso seriamente, pero no sin sufrir tú graves daños e incluso hacerte perder Casco o Ampliaciones de forma permanente debido a la habilidad de los Avatares. Si eso sucede va a ser bastante complicado que consigas remontar, sobre todo si pierdes Ampliaciones, ya que son las que hacen que puedas modificar los dados para evitar el daño recibido y potenciar el generado.

Puedes sufrir un daño crítico si sacas 2 círculos con tus dados. Son 2 daños y además una cartita de regalo, que podrás quitarte pagando con chatarra

Entonces tendrás que retirarte, perdiendo las acciones que te quedaban, y esperando que el Avatar se aleje de tu posición para poder ir por otro lado y recuperarte. Pero es difícil recuperarse, los Avatares no dan mucha tregua. Ésto puede resultar un poco frustrante, y condicionar la partida más de lo que a mí me gustaría.

Me gustan los Avatares, pero parece que son de todo o nada: o estás lo suficientemente preparado para destruirlo o es probable que entres en declive. Ah, y si lo destruyes…¡vuelve a aparecer!. 3 turnos después pero reaparece. Son un auténtico dolor de cabeza. Tus naves tampoco son destruidas permanentemente sino que reaparecen más tarde, aunque con mucho menos Casco.

Originalidad

A ver, el tema en sí está bastante trillado. Me recuerda bastante al tema Cthulhu con lo de la Corrupción y los Avatares; de hecho, el juego se me asemeja un poco al Arkham Horror 3ed; incluso llama a los enemigos menores “Cultists”. Seguro que influye que lo he jugado hace poco, pero de todos modos el juego innovar no innova, ni en tema ni en mecánicas.

Siguiendo con el tema, las Cartas de Exploración incluyen un pequeño texto de ambientación que acompaña a la ilustración y las posibilidades que ofrece la carta. Así que cada una es realmente un Evento:

Hay de 3 tipos, del primero inofensivo al tercero bastante peligroso

Al ser Eventos independientes no hay un hilo narrativo, ni lo necesita. Las cartas dan la suficiente ambientación a la exploración espacial, y texto, imagen y efecto forman un conjunto bastante coherente. Había como add-on en la campaña de Kickstarter un libreto que ahondaba en la temática del juego. No lo pillé por estar en inglés, aunque ahora me gustaría tenerlo jeje. Completismo…

“Los sistemas vecinos están formando una enorme flota de diversas naves para huir del avance de la Corrupción y de los azotes de sus legiones de Seguidores.”

Probablemente el aspecto más fresco del juego es la creación de Flotas y los Aumentos que tus naves van consiguiendo. Cada nave tiene 6 cartas de Aumento, pero 5 de ellas (todas menos la primera, con la que empiezas) son de doble cara, pudiendo elegir según tus gustos o según la Flota que tengas pensado crear. Es normal que crees una misma Flota en varios turnos, buscando sobre todo un grupo con el que oponer resistencia a los Avatares, así que es interesante crear un grupo compensado. Ver cómo tus naves van haciéndose más y más fuertes la verdad es que mola bastante.

Nivel 2 de Aumento, Recargador de Arma: recuperas 1 de Energía al obtener 3 impactos en un ataque

¿Solitario o Multijugador?

Se juega perfectamente en solitario. El ‘problema’ es que el juego está preparado para llevar 4 o como poco 3 naves, haciendo unos pequeños ajustes en la preparación. Ésto puede suponer un engorro para algunos, o incluso no gustar, pero es lo que hay. Aunque no me imagino poder ganar con 2 naves (estoy a ver si lo consigo con 3 jajaja). Llevar varias naves no se hace pesado. Únicamente es tener un poco presente las habilidades y mejoras de cada una, y si no con un rápido vistazo antes de las acciones te pones en situación. En la recta final de la partida, con tus naves a tope de mejoras, sí que has de estar más pendiente para no olvidarte de aplicar alguna.

Rejugabilidad y Variabilidad

Van a venir dadas, aparte de por el propio azar de los dados, por el pequeño laberinto que vayamos formando con las losetas en el mapa, ya que nosotros elegimos la orientación de la loseta:

Los Avatares se pueden trasladar de un Espacio Corrupto (loseta roja) a otro para acercarse a nosotros, así que hay que tener muy en cuenta qué camino les dejamos para que no nos alcancen fácilmente.

También influirá qué tipo de losetas vamos sacando. Al principio es importante destruir enemigos porque son bastante más débiles, pero no es lo mismo afrontar un enemigo con una nave de combate que con una exploradora, con la que quizás nos saldrá mejor evitar ser detectados.

El objetivo será el mismo, pero variará el recorrido. Quizás eche en falta más Cartas de Exploración, para cambiar ese ‘recorrido’ y de Precursor (con las que se obtienen las llaves) para alterar un poco la forma de conseguir el objetivo. Y por supuesto, me encantaría que hubiese más Avatares. Si el juego funciona bien supongo que lo ampliarán.

CONCLUSIÓN

Un juego que ha ido de menos a más con las partidas. Al principio la aparición de los Avatares me rompía la buena sensación que estaba teniendo porque condicionan bastante la partida desde que aparecen. Después, sobre todo en la última partida, donde conseguí por fin ganar, asumiendo que debes mejorar tus naves lo más rápido posible e intentando mantenerte alejado del Avatar hasta que pienses que puedes derrotarlo sin sufrir graves daño, he ido disfrutando más del juego. Esta última partida la verdad es que encantó, no sólo la exploración, que me gustó desde el principio, sencilla y sin grandes pretensiones pero muy amena, sino todo el proceso de obtención de las llaves.

Un buen juego de exploración y combate espacial. Divertido, tenso, bonito, con partidas largas y con unos Avatares cuya relevancia en la partida asumes o que hará que no te guste el juego.

Victoria en una épica batalla final contra 2 Avatares y mi flota de 3 Naves, cayendo una de ellas…

7,8

Entrada en bgg

Jugar en Tabletopia

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba