Reseña ON THE UNDERGROUND (2020)

  • Autor: Sebastian Bleasdale (y David Turczi para el modo solitario)
  • N° Jugadores: 1-5 (Solitario con un mazo aparte)
  • Adaptabilidad a Solitario: 3,5/5
  • Complejidad: Media-Baja
  • Partidas Jugadas: 5
  • Duración Partida: <1 hora
  • Idioma: Español
  • Precio aproximado: 35€ (ed. normal) o 45€ (ed. deluxe). El mazo para solitario va aparte, cuesta unos 8€

UN PASEO POR EL SUBURBANO

Se trata de una segunda edición del juego que salió en 2006. Como principales cambios están algunas modificaciones en las conexiones del Mapa de Londres y sobre todo la inclusión por el reverso de un nuevo Mapa: Berlín, igual al de Londres en mecánica pero con algún cambio en la puntuación.

El juego recuerda bastante al archiconocido Aventureros al Tren. Al fin y al cabo en los dos juegos vas colocando vías por el mapa y cumpliendo el objetivo que te marcan las cartas. La diferencia está en que en Aventureros al Tren el funcionamiento se basa en completar recorridos con las vías, mientras que en On the Underground en completar destinos con el pasajero.

En cada turno hay 4 cartas de destino descubiertas: destinos exprés (amarillas) y destinos estándar. Son posibles destinos a los que se va a dirigir el pasajero:

Tendrás 4 acciones, que las puedes emplear en:

  • colocar vía
  • coger bifurcación de la reserva

Pasajero

Después de realizar las acciones el pasajero se mueve a dos de los destinos, primero a un destino exprés, y luego a uno estándar (si hay de los 2 tipos, si no sólo va a uno). ¿Y a cuál va?. Pues el pasajero lo que quiere es viajar en el metro, evitando en la medida de lo posible los espacios que no tengan vías; vamos, que no quiere andar. Y a igualdad de recorridos que cumplan esa condición, irá por donde use menos líneas de metro (siguiendo su filosofía de cuánto menos mejor).

Así que el pasajero intenta minimizar 2 elementos al hacer su recorrido:

  1. N° de espacios sin vías
  2. N° de líneas

Una vez fijado el recorrido, el pasajero se traslada alli (como dije, primero a un destino exprés y luego a uno estándar):

Pues bien, y aquí está el meollo del juego, los jugadores (tú y el oponente virtual) recibiréis 1 punto por cada línea vuestra que use el pasajero en su recorrido.

Por ejemplo, en el último desplazamiento (foto inferior), el propietario de la línea negra recibiría 1 punto, tanto si hubiésemos ido por un camino como por el otro; la longitud de la línea da igual.

Y se reponen las cartas de los destinos realizados…

(No se corresponden con el ejemplo anterior)

Conexiones, Puntos de Interés y Circuitos

Aunque conseguirás puntos por el pasajero, también los conseguirá el oponente. Realmente donde le vas a sacar diferencia, o deberías, es en los puntos que obtienes al ir construyendo las líneas de metro.

  • Circuitos (Londres)

Cuando cierras una línea, es decir, la haces circular, obtienes puntos por las estaciones que queden en su interior:

(Ganas 5 puntos. Las estaciones que forman la línea no cuentan)
  • Conexiones (Londres)

Tienes que conectar, dentro de una misma línea, las dos fichas del mismo tipo repartidas por el mapa:

Dos tiendas (y dos restaurantes) conectados en la línea negra
  • Estaciones especiales (Berlín)

Es similar a las conexiones pero puedes unir hasta 4, dándote más puntos cuantas más unas:

3 Estaciones Unidas en la línea negra
  • Puntos de Interés (Berlín)

Al conectar tu línea con una de estas fichas te la llevas, sumando jugosos puntos si consigues recolectar de los 5 tipos que hay:

Educación, Cultura, Deporte…
  • Estación Ferroviaria Nacional y Final de Línea (común a ambos mapas)

A diferencia de las fichas por las que pasábamos en las bonificaciones anteriores, estos puntos del mapa son fijos. Llegar a un final de línea además tiene el aliciente de que te proporciona media Ficha de Bifurcación, necesaria para hacer que una línea vaya en dos direcciones a la vez:

Estación Ferroviaria Nacional
Final de línea: 2 puntos y media ficha de bifurcación

Oponente Virtual

Nuevamente Turczi está metido en el Modo Solitario. Pero esta vez, en contra de lo que nos tiene acostumbrados, no es un Bot a lo que nos enfrentamos (entendiéndolo como una simulación de jugador). O al menos no es un Bot que juegue al mismo tiempo que nosotros.

Sí que simula a un jugador virtual, pero simula su resultado; sus líneas están construidas desde el principio de la partida, otorgándole cierta cantidad de puntos que tenemos que superar:

En el Modo fácil el contrincante empezaría con 25 puntos. En el Medio se le sumaría a ésto 30 puntos. Y en los otros dos modos se añade una tercera carta inicial

Al igual que nosotros puntuará cuando el pasajero use sus líneas, pero la verdadera dificultad está en salvar la ventaja inicial, que puede ser perfectamente de 60 puntos (varía según la dificultad elegida) para una puntuación final rondando los 100.

Con 3 cartas de línea para el oponente, el aspecto inicial del tablero (Berlín) será semejante a éste

¿Y qué decir del contrincante?…Pues que es difícil de superar. En nivel normal vale, pero el difícil ya es otra historia.


OPINIÓN PERSONAL

Variabilidad

Bastante alta. Si bien sólo tienes dos mapas y hay ciertos elementos que están en posiciones concretas (como la estación de salida), la partida se diversifica desde el primer momento. Las líneas del oponente y las estaciones de destino que vayan saliendo serán las que determinen el desarrollo de tus acciones. No da sensación de repetitividad en ese sentido, dentro de que el juego y la mecánica de colocar vías es la misma.

Nuevo Mapa de Berlín

Simulación de Oponente

Al empezar el oponente con sus líneas ya construidas, no habrá la competencia que presupongo en el modo multijugador. Hay competencia, pero es más una cuestión de intentar desgastar el potencial con el que empieza tu contrincante.

Al principio puntuará casi siempre, ya que el pasajero usará a la fuerza sus líneas. Como tú puedes comenzar una de tus líneas en cualquier sitio, te da cierto margen de plantear una estrategia: esta línea irá por aquí, a ver si la conecto en este sitio con otra y le quito esta zona… Y la idea es que poco a poco vayas haciendo que tus líneas ganen valor sobre las suyas, en el sentido de que sean más eficientes y permitan al pasajero ir de un punto a otro usando menos espacios vacíos y menos líneas.

Yo no es que tenga una estrategia ganadora ni mucho menos. Al modo normal le he ganado, pero contra el difícil me suele ganar con autoridad. Aunque te montes cierta estrategia, es inevitable que la modifiques para desviar alguna línea en un momento dado y evitar con ello que el oponente sume puntos en un turno concreto.

El azar de las cartas de destino también va a influir, ya que si salen muchos destinos en estaciones con vías del oponente va a ser difícil evitar que haga muchos puntos. Pero no creo que sea un elemento determinante. Al menos no tienes la sensación de que la partida esté decidida debido al azar. Unos destinos te vendrán mejor que otros, y como salen todos en cada partida, si tienes buena memoria hasta puedes tenerlo como un dato a favor (no es mi caso).

No me digáis que no son chulas las figuras de Personaje y de Destino. (Importante: sólo están en la edición Deluxe)

Jugabilidad

Las reglas ya habéis visto que son sencillas. Sólo tienes que poner vías siguiendo el color de tus líneas. No por ello es un juego simple. En la elección de dónde colocar tus vías deberás tener en cuenta los caminos que vas creando, para ver si facilitas que el pasajero vaya por allí dado el caso. No hay que poner por poner, porque incluso puedes colocar una vía que te perjudique. Comparando con Aventureros al Tren diría que On the Underground es algo más complejo, sin por ello ser un quemacerebros ni mucho menos. Es fácil de jugar. Quizás, a la hora de mover al pasajero, tengas que pararte un poco para ver qué camino usa menos líneas, pero nada preocupante.

Final de partida

Conclusión

Un juego sencillo y que resulta bastante entretenido. La dificultad de victoria y la variabilidad le aseguran bastantes partidas. La inclusión del oponente virtual hace que se tenga acceso a un tipo de juegos, el de Creación de Rutas, de los que no hay muchos ejemplos para solitario (que me venga ahora a la cabeza Auztralia, aunque ahí es una mecánica más). Recomendable si te atrae el tipo de juego y buscas algo para mover las neuronas sin agotarlas.

7,5

Si te ha sido útil o resultado interesante, quizás te apetezca invitarme a un café (de los baratos) 😁:

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba