Reseña de UPRISING: Curse of the Last Emperor (2021)

  • Autores: Cornelius Cremin, Pawel Mazur, Dirk Sommer
  • Editorial: NEMESIS GAMES
  • N° Jugadores: 1-4
  • Adaptabilidad al Solitario: 5/5
  • Complejidad: Media
  • Partidas Jugadas: 4
  • Duración de Partida: 3-4 horas
  • Idioma: Inglés
  • Dependencia: Alta
  • Precio aprox: 67€

VISTAZO GENERAL

Se trata de un juego cooperativo 4X (Explorar, Explotar, Expandir, Exterminar) ambientado en las Islas de Azuhl, un recóndito lugar y uno de los últimos reductos de civilización.

Liderarás algunas de las facciones esclavizadas (mínimo 2):

  • los salvajes Khrow
  • los inquebrantables Duerkhar
  • los misteriosos Druwhn
  • los vengativos Mohyar

Y lucharás contra dos terribles amenazas:

  • las Legiones del IMPERIO
  • las Hordas del CAOS

Tu objetivo: que la huella de tus facciones en la tierra de Azuhl sobresalga sobre la de tus oponentes, lo que en el juego se traduce en tener más Puntos de Victoria.

Estos puntos los irás obteniendo explorando, creando Refugios para obtener recursos y con ellos reclutar unidades con las que combatir. ¡Sé el líder del Alzamiento contra Némesis!

No os asustéis porque maneje recursos. No hay una gestión tipo eurogame, sería más bien…nivel ‘lista de la compra’ 😂

(Nota: Uprising=Alzamiento, Némesis=Imperio+Caos)


EVENTOS

La partida se juega a la largo de 4 Capítulos, y en cada uno se ejecutará un Evento que sobre todo hace aparecer enemigos, aunque a veces también da algo a los jugadores.

Las repercusiones negativas del Evento aumentan con cada Capítulo

La dinámica será: Evento→Reclutar tropas→Acciones jugador→Activación enemigos→Obtención de Recursos/Puntos de Victoria


FACCIONES ALIADAS

Como dije hay 4, pero dentro de cada una nos encontramos con dos Héroes, escogiendo uno de ellos para la partida. En Solitario deberemos llevar mínimo 2 Héroes, pero se manejan sin problema.

La Facción determina las unidades que tienes disponibles, y cierta asimetría en su coste y en los recursos que obtienes de los Refugios.

Y el Héroe aporta un pequeño mazo de cartas que podríamos llamar Habilidades, y unos Rasgos que determinan el tipo de dados que lanzas al resolver Aventuras.

Cartas de Rasgo, Héroe y Tablero de facción, con los Poblados todavía sin construir y toda la información sobre tus unidades

¿Muchos conceptos quizás?. Bueno, realmente son cosas que habréis visto de otros juegos. No es complejo de aprender.


NÉMESIS

Como dije, así se llama conjuntamente a las dos facciones enemigas: Imperio y Caos. Cada una tiene unas unidades ‘masilla’, y luego están los verderos enemigos, auténticos jefazos de final de fase.

IMPERIO

<El Imperio está alerta a los rumores de rebelión y dedicando sus fuerzas restantes a erradicarlas antes de enfrentarse a los invasores del continente devastado. Una vez que los espías imperiales estén al corriente de los rebeldes, el Imperio seguirá intentando erradicarlos con su tecnológicamente superior maquinaria de guerra.>

Los enemigos menores son las Fortalezas. Y ojito con ellas. Tienen ataque a distancia y a cuerpo, y pueden darte algún disgusto. Además le dan puntos de victoria al Imperio.

Y luego están las LEGIONES, poderosos personajes al servicio del Imperio, que tendrán como objetivo destruir alguno de tus Poblados.

CAOS

<A medida que las fuerzas de la oscuridad emergen de los páramos del Norte, sus tentáculos se deslizan percersamente hacia Azuhl. Los esqueletos son muertos vivientes asesinos, monstruos y cultistas inclinados hacia la destrucción. Las Hordas del Caos son vastos ejércitos de éstos. Ensucian la tierra y siguen adelante, dejando ruinas tras de sí.>

Los enemigos menores son Las Maldiciones, que ponen alguna traba al jugador pero sobre todo dan puntos cada ronda al Caos, de forma similar a las Fortalezas.

Y también tienen a los Esqueletos, que sí combaten aunque son algo débiles; con ataque a distancia y un poco de suerte te los puedes cargar antes de que chasqueen sus huesos. ¡Pero cuidado!, porque 3 Esqueletos se convierten en una ¡Horda!. Y éstas ya son otro cantar…

Las HORDAS no tienen un objetivo tan claro como las Legiones, pero si tienen un Poblado a mano no le hacen ascos.

Las Legiones y Hordas serán tu principal preocupación. Deberás ir bien preparado para enfrentarte a ellos si no quieres morder el polvo. Y aún así cruza los dedos. Da igual a cuál te enfrentes. No hay facción débil, ambas son temibles. O como diría un grande…

Aparte de ser fuertes por el número y tipo de dados que lanzan, siempre tienen alguna habilidad puñetera y un efecto inmediato al entrar en juego:

El Warlock ya de primeras te obliga a pagar recursos. Y durante el combate destruye las fortificaciones que tengas en los Poblados. Por no hablar de que se teletransporta. Muy majete…

SISTEMA DE ACCIONES

Es donde está gran parte del meollo del juego. Tienes 8 acciones por ronda (Capítulo), y las puedes distribuir como se te antoje:

  • Mover
  • Explorar
  • Dirigir Tropas (Command)
  • Construir un Refugio (Haven)
  • Comprar un Objeto (Market)
  • Resolver una Aventura (Quest)
Trade apenas la uso, es más bien a más jugadores

Y diréis…“¿y el combate?. No tiene acción propia porque tiene lugar automáticamente al compartir hexágono dos facciones opuestas. Y aquí algo muy chulo y diría que hasta novedoso es que las dos facciones enemigas, Imperio y Caos, ¡luchan entre sí!. Tú serás normalmente su prioridad, pero si se ponen a tiro protagonizarán un combate por todo lo alto.


4X

EXPLORACIÓN

Easy peasy, te mueves y exploras.

Primera acción: mover
Segunda acción: explorar

Explorar es necesario para complementar los recursos que obtienes de los Refugios, y para que tus tropas puedan moverse por el Mapa, pero siempre añade algún enemigo.

EXPANDIR y EXPLOTAR

Expandirnos quiere decir que colocamos un Poblado en una loseta. Y va muy unido a la parte de obtención de recursos, ya que de esas losetas obtendremos cada ronda. La otra fuente de ingresos será según el n° de Poblados construidos, y distinta según la facción.

COMBATE

Dados…muchos dados, ¡y de colores!. Cada color tiene una diferente distribución de resultados:

  • Daño
  • Escudo: anula daño
  • Rayo: anula escudo o activa un Poder Divino, algo bueno cuando lo activas tú, y malo (toca pelotas más bien) cuando lo activa un enemigo

La distribución de resultados es importante porque no se limitan a diferenciarse por mayor n° de ‘èxitos’, sino también por el tipo. Por ejemplo, para resultados de rayo viene mejor el dado morado, y para daño rojo y negro.

Siempre hay dos fases en el combate:

  • A distancia, por lo general más débil
  • A cuerpo. Aquí es donde se pone toda la carne en el asador

Contra los Esqueletos y Fortalezas el combate es más benigno, aunque los Fortalezas en nivel 3 pueden darte bastantes problemas.

La Fortaleza lanza 3D blancos, mientras que con mis arqueros lanzo 2. Pese a la inicial desventaja me defiendo y consigo hacerle 1 daño

Pero los Esqueletos y Fortalezas sólo son el aperitivo. El plato fuerte son las terribles Legiones y Hordas, que pueden acabar con tus ilusiones de un plumazo.

Otro ejemplo, esta vez contra una Horda, ¡Bloodwyrm! (algo así como Dragón Sangriento):

Su nivel de amenaza es 5 (indica qué dados usa), podía ser peor. Fase a distancia: obtiene 2 daños y yo 1 y un rayo. Con el rayo activo el Poder Divino ‘Morador de las Profundidades’ (The Deep Dweller), que tras el combate me permitirá recuperar una unidad abatida

Se aplicarían los daños y se pasaría a la fase cuerpo a cuerpo.

Y ahora viene la mala noticia (una de ellas). Los daños que tú haces van bajando el nivel de amenaza del enemigo (si es un Esqueleto directamente se elimina), peeeero los daños recibidos implican pérdida de unidades, 1 daño=1 unidad…¡cualquier unidad!. Es decir, da igual lo que te haya costado adquirir una unidad, que si recibe un daño cae igual. Todas tus unidades tienen 1 de vida 😱😱😱

Podrías pensar…“bueno, si es cuestión de dados ve con tropecientas unidades y listo”. ¡Pues no!, porque hay un límite de 5 unidades en una casilla. Si a ésto le unes que todas tiene 1 de vida te puedes imaginar las escabechinas que te pueden hacer. Ah, y tampoco puedes reclutar unidades top como si no hubiese un mañana porque están contadas. De las unidades de élite de cada facción hay pocas así que no puedes montarte un súper equipo de asalto; bueno, puedes, pero no de esa forma.

Por cantidad y calidad de dados sería extremadamente difícil vencer a uno de estos enemigos. Y aquí entran las habilidades que tenga tu Héroe. Puedes tener hasta 10, dando por tanto bastante margen de mejora, ya sea a través de la que vas añadiendo desde tu mazo cada ronda o desde los Objetos que vas adquiriendo:

Para ataque a distancia, a cuerpo, para después del combate, de 1 uso, de efecto permanente…hay bastante variedad. Y no sólo (ni mucho menos) únicamente para el combate

AVENTURAS

Vale, tu Héroe es el que explora y aporta cositas extra. ¡¿Ya está?!. En absoluto, queda lo mejor, su aportación más personal a la hora de resolver una Aventura.

Las Aventuras son opcionales, pero merecen mucho la pena ya que obtienes una o varias bonificaciones al resolverla con éxito. Aunque si fracasas recibes una penalización.

Para afrontar una, lanzas los dados que tu Héroe tenga de base, más alguno extra si le has añadido alguna cartita de mejora, debiendo conseguir los requisitos que te pide la Aventura escogida:

Los 4 dados que Fhayanor trae de casa más 1 azul de liderazgo que tiene añadido. Con el resultado de la imagen habría podido superar cualquiera de las dos Aventuras, ya que sólo demandan 1 requisito

Puedes hacer una Aventura desde cualquier hexágono, no has de ir a un lugar concreto. Pero si estás en el tipo de lugar que indica la carta recibes un más que bien recibido dado extra.


VALORACIÓN PERSONAL

Tras este repaso bastante completo a lo que el juego ofrece vamos con mi opinión. Una cosa, sé que 4 partidas puede parecer poco, bueno en realidad son pocas, pero tened en cuenta que son partidas bastante largas, así que no es igual que si fuesen a un roll&write por decir algo. También la experiencia te dice cuándo tus sensaciones son fiables o queda algún fleco suelto por revisar. En realidad lo recogí de la mesa porque había más juegos en espera, si no ahí seguiría 😀

Rejugabilidad

Tienes 4 Facciones y 2 Héroes en cada una. En una partida en Solitario vas a manejar a dos Héroes, lo que da bastantes combinaciones.

Las unidades de combate cambian con cada Facción. No de forma radical, ya que todas tienen unidades a distancia y luego unidades de élite, pero sí hay detalles: dados que lanzan, o cartas del Héroe que hacen referencia a alguna unidad. Por ejemplo, el Troll, una unidad de élite, lanza un dado negro, el más bestia ya que hace daño entre 1-3. Y hay una habilidad con la cual, si perdemos al Troll en combate, lanzamos un dado negro después de muerto, a lo Cid Campeador. ¡Viva España!.

Pero creo que son los Héroes los que le dan más variación a las partidas, tanto por sus dados para las Aventuras como por su mazo de Habilidades. Sin hacerlos radicalmente diferentes ya que comparten cartas, les da un enfoque distinto, que se va viendo a medida que avanza la partida.

Luego aparte está la variación en las losetas que te salgan, los enemigos, objetos y demás.

En definitiva, que la rejugabilidad está asegurada. Las 4 partidas han sido distintas en la puntuación final. Unas veces ha estado por delante el Caos, o el Imperio, o dos facciones distanciadas del resto… No digo que el juego no pueda llegar a cansar, eso pasa con todo si le das mucho, pero elementos hay para que tarde en pasar.

Lo que puede pesar un poco al jugar en Solitario es que la disposición inicial de las facciones es la misma:

Mis dos facciones a ambos lados (rojo y blanco), el Caos detrás y el Imperio en el centro

Estaría bien disponer de otras preparaciones iniciales. Llevar a 3 o 4 se puede hacer, aunque la partida se alargará todavía más y necesitarás más mesa, no por el Mapa que ocupará lo mismo pero sí por el espacio para los componentes de cada facción.

Al llevar a 2 facciones y estar cada una en una punta del Mapa, también se echa en falta cierta interacción entre ellos, que seguramente a 3 o 4 sea más fácil que ocurra. Aquí es casi como jugar 2 partidas paralelas. Hacia el final de la partida sí puedes unir esfuerzos para conseguir derrotar a un enemigo con sendos combates, o quizás intercambiar recursos y objetos, pero no es la tónica general del juego.


Dificultad

Tiene 4 niveles, pero el primero te lo puedes saltar, sobre todo porque te va a dar una idea equivocada. La realidad es que es bastante difícil ganar. Y no sólo por los obstáculos que el juego te pone delante (Evento en cada Capítulo, azar de los dados, superioridad del enemigo), sino porque has de manejar bien tus opciones. No he ganado todavía. En la última quedé primero con una facción pero con la otra retrasada, y han de estar las dos por delante.

La Asesina y Oda el Caído se quedan a las puertas de mi Poblado, ya acabada la partida

A ver, que no es un juego complejo, ni un quema cerebros (la nota en la bgg de 3,79 me parece exagerada), pero sí has de pensar dónde te metes al entablar combate, valorar tus opciones, esperar el momento adecuado, no malgastar recursos etc.

En este sentido algo que me encanta es que puedes provocar que Imperio y Caos se den de leches. Eres el Cupido del Odio. En ciertos momentos el juego te dice que coloques un Némesis (llamémosle así a un enemigo tocho) en cierto tipo de terreno, pero no te dice el lugar exacto. Así que tú vas y, con toda tu buena intención, lo pones al lado de un Némesis opuesto, para que cuando uno se active vaya a por el otro. Coges unas palomitas y a disfrutar, que luego ya irás a darle las ’gracias’ al vencedor…😈

“¡Se aceptan apuestas!”

De hecho, probablemente sea imposible ganar si no provocas esos enfrentamientos. Una forma de dirigir el movimiento del enemigo, no sólo para provocar enfrentamientos sino para defenderte, es mediante el terreno. Hay losetas en las que uno de sus lados es impenetrable, y al explorar la loseta puedes colocarla como quieras. Así que te creas barreras que retrasan al enemigo:

Las barreras son las líneas blancas dentadas. Tendrán que dar un buen rodeo para alcanzar el Cementerio de la Armada (loseta azul claro)

Hay que decir que esa barrera también se aplica a tus unidades (al Héroe no) así que cuidadito con dónde las pones.

Hablando del terreno, cada uno tiene un efecto en el combate, y conviene tenerlo en cuenta para quizás sacarle provecho.

Hay más decisiones aparte de cómo orientar el terreno por supuesto. Sobre todo cómo gastas tus acciones. Resulta muy tentador ponerte a hacer Aventuras o comprar Objetos si puedes permitírtelo, o Explorar…¡qué bonito es explorar!…¡¡y una mierda!!; consigues algún recurso y abres paso para que se muevan tus unidades, pero también se enmierda un poco el Mapa: una Fortaleza que se refuerza, 2 Esqueletos que aparecen, cuando no directamente una Horda. Si te pones a explorar como un loco tendrás más recursos, pero también más presencia de enemigos que, aunque sean menores, van a ir dando puntos a las facciones enemigas.

La Capital está impracticable, con 3 Legiones en su interior, y el Caos ha extendido sus tentáculos con las Maldiciones

Además, inevitablemente tendrás que ir a por un Némesis más pronto que tarde. De hecho, cuanto antes mejor para que no se acumulen. Y aquí has de evaluar los riesgos. Sólo puedes adquirir unidades al principio del Capítulo, así que has de cuidarlas bien y procurar que te duren lo más posible. Los recursos que ahorres en ello podrás emplearlos para objetos o incluso canjearlos por puntos al final. Aunque uno suele ir muy justito. Además, matar a enemigos da unos cuantos puntos.

No es un juego tira dados para que nos entendamos. ¿Tiras dados? sí, muchos, pero el juego te pide bastante más de tu parte, sin que ello vaya en perjuicio de la diversión. Ante todo has venido a matar bichos y lanzar dados de colores, pero aquí ésto se hace con estilo.


¿Efecto Zombicide?

Me adelanto a posibles comparaciones indebidas. Rotundamente no, no tiene mecánica Zombicide. Se generan enemigos con el Evento de cada Capítulo y al explorar, pero para nada tienes esa sensación de movimiento en masa contra ti. De hecho, una cosa que me encanta del juego es que te deja jugar tranquilamente tus acciones.

Me explico. No hay alternancia acción jugador/activación enemigos. Tú juegas todas tus acciones y luego se activan los enemigos. Ésto te da una sensación que no se suele ver en los cooperativos. Aquí no vas huyendo y apagando fuegos. Los enemigos están sobre el Mapa, y tu tarea será que, cuando les toque activarse, no te salpique su ira, o si se desencadena un combate que sea porque así lo quieres.

Y el tener tus 8 acciones (16 con las dos facciones) y pensar: “bueno, a ver qué cositas hago” sin que te moleste nadie…😍


Narrativa

No es un juego narrativo, no hay grandes textos, pero sí que hay frases de ambientación en cada carta: enemigos, héroes, eventos, aventuras y losetas. Y lo que en muchas ocasiones queda en intento aquí sí que se logra: sentirte dentro de ese mundo.

Te cuenta lo suficiente como para ponerte en situación y al mismo tiempo promover que tu imaginación amplíe el escenario, acompañado para ellos de una ilustraciones bastante buenas. Por ejemplo, en una loseta vista antes:

Huesos gigantes de Koloth cubren las: LLANURAS DE RHUN

Y eso mientras ves la imagen de unos cazadores contra un enorme mamuth, con uno de los hombres volando por los aires

Esta fórmula en las losetas: ‘texto’ de→‘nombre del sitio’ le da un toque épico que al menos a mí me pone muchísimo. Es como si cada lugar fuese importante, digno de ver, y con una historia detrás. Y esta epicidad está en todos los otros elementos mencionados. En las facciones incluso viene por el reverso del tablero una explicación de su historia.

Y qué decir de las Legiones y Hordas…¡son la ostia!. No vas a por uno en plan “a éste me lo fundo en dos rondas”. Sabes que vas a un combate a vida o muerte. Y la primera vez que vas con tus mejores tropas y ves los dados que el enemigo lanza piensas “¡¿pero qué cojones?!”, poco antes de que esas unidades que tantos recursos te han costado conseguir se evaporen en una tirada de dados. Inspiran respeto, temor y curiosidad a la vez.


Componentes

En una palabra: alucinantes. Olvídate de miniaturas que tienes que pintar, el futuro es (debería ser) de los standees acrílicos. Pocos juegos lucen como éste en mesa.

Pero eso es sólo el comienzo. Las cartas son de tal grosor que parece cartón, y las losetas parecen de madera. Dados impecables, libro de reglamento encuadernado en anillas con hojas de buen gramaje. Y luego ésto…

Las Fortalezas (arriba) indican su nivel colocando partes de la figura. Y a los Poblados (abajo) le pones físicamente la Muralla y la Torre para defenderla

Otra cosa a destacar es el excelente manual y la iconografía usada en todos los componentes. Todo tiene perfectamente indicado cuándo se puede activar, con sencillos símbolos o con alguna palabra. Que una carta se usa en la fase de combate a distancia, pues tiene un arco dibujado, por ejemplo. Está muy bien trabajado.

Y ya como colofón está el inserto, con un sitio para cada cosa, cajitas extraíbles para usar ciertos componentes durante la partida y una calidad brutal. Eso sí, la caja es bastante grande, sobre todo de alto.


Conclusión

Pocas veces digo ésto pero aquí hay un juegazo. Se nota que se ha hecho con mucho mimo y que le han echado muchas muchas horas. Cuando leí en la campaña que habían hecho mucho testeo…bueno, nunca sabes si fiarte, pero en este caso me lo creo.

Podria decir más cosas del juego pero creo que ya ha quedado claro lo que opino. Sin duda dará que hablar. Es más, diría que, dentro de su estilo, creo que ha alcanzado la cima. No veo cómo podría hacerse mejor. Y no es sólo porque funcione excepcionalmente bien, sino porque es muy muy divertido. ¿3, 4 horas?…y las que sean; se te pasan volando enfrascado en los combates, aventuras y demás.

Cuando se reimprima el juego, que seguro se hace, id a por él porque no os va a decepcionar. A ver, que puede no gustaros, siempre hay sorpresas, pero para eso está la reseña, para que sepáis cómo funciona. Por mi parte…¡pepinaken!. Sólo siento no haber hecho all-in en la campaña (hay una expansión) 😭. Y lo que más me alucina es que es el primer juego de sus autores.

(Nota general sobre 5)

5

Entrada en bgg

6 comentarios en “Reseña de UPRISING: Curse of the Last Emperor (2021)”

  1. Duda antes de cerrar el pledge. El juego se puede parar facilmente en mitad de la partida? Hay algun “hito” intermedio que divida el juego en partes mas cortas o hay que jugarse las 3-4 horas del tiron?

    1. La partida está dividida en 4 capítulos,ahi podrías parar. De hecho puedes jugar menos de 4 si quieres, para que sea más corta. Lo único que tendrías que hacer fotos de cómo está el mapa y tus facciones si lo que quieres es recogerlo de la mesa

    1. Pues depende de cuánto lo juegues y de cuánto te mole. A mí me ha encantado, por eso en la reimpresión he ido con todo, pero si no te quieres liar tanto con el base te lo vas a pasar muy bien, que no es que sea un juego precisamente barato

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba