Reseña de TITANS

  • Autor: Łukasz Woźniak
  • Editorial: GO ON BOARD
  • N° Jugadores: 1-4 (5 con expansión)
  • Adaptabilidad a Solitario: 5/5
  • Complejidad: Media
  • Partidas Jugadas: 8
  • Duración de Partida: 90 min
  • Idioma: Español (LAST LEVEL)
  • Precio aprox: 93€

VISTAZO GENERAL

Es un juego de Control de Territorio y Combate ambientado en los conflictos de la Europa del siglo XVII pero con un giro fantástico. De hecho, probablemente lo más llamativo al ver imágenes del juego sean los imponentes Titanes, uno para cada una de las 4 facciones:

Commonwealth Polaco-Lituana (rojo), Suecos (azul), Rusos (amarillo) y Otomanos (verde)

En Solitario el juego propone una serie de Escenarios, que cubren distintas combinaciones de facciones 1 contra 1. Lo bueno es que puedes manejar a cualquiera de las dos, ya que el Automa sirve para cualquier facción.

Veamos por encima cómo funciona el juego y los Combates, que ya sé que es lo que os pone.


ACCIONES

En vez de tener cierto n° de acciones por turno, o gastar puntos de activación o algo así, que es lo habitual, únicamente has de elegir una Carta de Orden, que te indica lo que puedes hacer. Y después simplemente lo ejecutas como quieras.

El Automa te quita una aleatoriamente, así que te quedan 3 para elegir. Las otras dos se descartan, y bajan las cuatro de arriba

Las acciones son muy sencillas:

  • Mover cierto tipo de unidad, o hasta 4 de una misma región
  • Desplegar nueva unidad
  • Adquirir Carta de Nación
  • Colocar Fortaleza

¡Y ya está!. Y os preguntaréis…“No hay acción de atacar”. En efecto, no la hay, ya que el Combate se produce tras el movimiento, al coincidir unidades rivales en una misma región.


COMBATE

Aquí está todo el meollo. Pero vamos, que es muy sencillo. No hay ataque a distancia ni distintas consideraciones para cada tipo de unidad; hasta se mueven lo mismo, una casilla. ¿En qué se diferencian entonces?, en el dado que lanzas.

Cada unidad (Infantería, Caballería, Artillería, Titán) lleva asociado un D6, con distintos resultados en él:

Básicamente se diferencian en el poder (resultado del dado) mínimo y máximo. Simplemente lanzas dados según las unidades implicadas y sumas los resultados.

Ésta sería la fuerza base. Pero puedes jugar cartas que te permiten añadir:

  • Fuerza
  • Dados
  • Unidades

Casi todas las cartas requieren que alguna unidad en concreto participe en el combate:

Las de Apoyo se van cogiendo de una oferta común. Las de Nación son diferentes para cada facción

Y por último dispones de la habilidad de tu Nación y de tu Titán:

Para usar la habilidad del Titán, evidentemente éste ha de estar en la batalla

Así que tu fuerza en el combate es el resultado de:

Dados+Cartas+Habilidades

Ejemplo

Muevo (rojos) la Infantería y Caballería y empieza un combate con la Infantería enemiga (azul). Los dados dan un resultado de 2-1 a mi favor, que únicamente le haría retroceder
Juego carta que requiere infantería enemiga. Me permite mover al combate a una unidad en un territorio adyacente. Mira qué bien que tengo a mi Titán al ladito
Juego 2 Cartas de Apoyo que requieren en conjunto Titán e Infantería. Me dan otro dado extra de Titán, que con el que ya he obtenido dan un resultado total de 7-1 a mi favor. Pierde su unidad y gano 4 puntos

El Perdedor tiene dos consecuencias:

  • Negativa: se retira y quizás sufre alguna pérdida
  • Positiva: roba Carta/s de Apoyo

Así que, aunque pierdas, el juego te compensa con una ayuda. De hecho a veces hasta viene bien perder.

Y el Vencedor suma Puntos de Victoria. De la diferencia de fuerzas depende la magnitud de las consecuencias, tanto para el vencedor como para el perdedor.


AUTOMA

Funciona, como muchos otros, con cartas:

(la flecha indica la columna de acciones)

Se comporta de forma similar a como haría un jugador, colocando unidades, moviéndolas y robando cartas. Al ser acciones sencillas son fáciles de trasladar a un jugador virtual.

En el combate tú eres el que ha de mirar y ejecutar sus cartas de Nación y de Apoyo si se cumple su requisito.


VALORACIÓN PERSONAL

Tipo de Juego

Mentiría si dijese que en algún momento no me ha recordado al clásico RISK. Pero no lo digo como algo negativo. Lo que les veo en común, aparte del Mapa con movimiento a 1 espacio adyacente (que es algo más superficial), es la sensación que me produce con reglas sencillas. También comparten el concepto de Misiones, aunque en Titans son más variadas:

Completar una Misión te da Puntos

Pero lo que quiero destacar con la comparación es la sencillez: desplegar, mover y combatir. Con relativamente poco puedes disfrutar de un enfrentamiento entre dos ejércitos.

Evidentemente Titans añade más cosas y se aleja de la simplicidad del Risk, ya que tiene decisiones más allá de la acumulación de tropas y confiar en los dados. Aquí tiene especial importancia qué Cartas de Apoyo eliges, ya que aumenta el efecto al jugar cartas iguales (en el ejemplo, si hubiese jugado una sola carta de apoyo habría obtenido un dado de infantería, bastante más débil, en vez del de Titán); y también es importante la elección porque determina con qué unidades las puedes usar, como también vimos.


Azar

Tiene dados así que hay azar, pero reducido por el hecho de que los valores de los dados se mueven en un rango pequeño.

En cuanto a las cartas, tampoco diría que el azar sea un factor determinante. Probablemente lo que más influya en la partida sean las cartas de acción que le van saliendo al oponente, ya que según actúe así responderás tú.


Inteligencia Artificial

Sus cartas indican una orden general (ej: mover grupo más grande, añadir infantería a territorio vacío bajo su control), pero luego tienes que concretarla siguiendo unas directrices definidas en el reglamento (ej: mover primero a territorio controlado por el jugador, luego a territorio no controlado por nadie,…).

Y pese a que en principio están cubiertas las posibilidades es inevitable que surjan dudas en algún momento, resolviéndolas siguiendo la lógica de su comportamiento o yendo a la bgg. Que la partida vaya fluida lleva cierto tiempo.

Es aquí donde me falla un poco su sistema de juego. Funciona y se juega sin problemas, pero:

  • tiende a acumular tropas en un gran ejército
  • no divide ejércitos

Sobre todo el segundo punto lo desmarca del comportamiento de un jugador humano. Uno puede querer unir fuerzas para un gran ataque, pero después, en algún momento, las vuelves a dividir, quizás para no dejar indefenso un territorio controlado o porque piensas que no hace falta movilizar todas las tropas de un territorio. La IA no, se mueve siempre en bloque, creando al final dos o tres grupos, siendo alguno de ellos imposible de enfrentar a pesar de que sus reglas recogen una limitación de unidades en un mismo territorio.

Puede ser más grande, pero ya 2 de Infantería, 2 de Caballería y el Titán son una fuerza considerable

Ésto creo que no debe darse en una partida multijugador, ya sólo por el hecho de que reduce las posibilidades de acción y creo que volvería la partida menos divertida, aunque no lo puedo asegurar porque no he probado este modo.


Campaña

Creo que es el punto fuerte del Modo Solitario. En el reglamento sólo viene el inicio, pero puedes descargarla entera en la bgg y creo que también en la página de la editorial. Los Escenarios están bien, sobre todo porque te dan la posibilidad de jugar con las 4 Naciones, pero la Campaña está bastante trabajada.

Comienzo de Escenario

Es una Campaña histórica, ya que se basa en acontecimientos reales. A cada una le acompaña un texto de ambientación y te plantea un Objetivo, que suele ser conquistar la capital del enemigo. Un detalle muy interesante es que además cada uno añade el Objetivo Secundario de llegar a cierta región, alejada claro de la acción principal. Si lo consigues supondrá una ventaja inicial en el despliegue de un Escenario posterior, así que el desarrollo no es completamente lineal.

Tiene el pero de que manejas a la nación Polaco-Lituana durante los 8 Escenarios, así que quizás no apetezca rejugarla.

La he jugado entera. Me ha gustado, pero el interés ha ido decreciendo a medida que avanzaba, y he acabado jugándola por eso, por acabarla. La razón es el comportamiento de la IA que comenté antes, y que hace que las partidas tiendan a ser similares pese al distinto despliegue inicial.


CONCLUSIÓN

Si vas a jugar con gente creo que el Solitario es un muy buen complemento, pero no lo veo exclusivamente para jugarlo solo. Yo lo he disfrutado, pero han acabado pesando demasiado las limitaciones del jugador virtual. Supongo que es el precio a pagar por la sencillez. Que ojo, también tienes que hacerte a cómo funciona, no es tan tan simple.

Si lo ves a buen precio y quieres un juego de enfrentamiento puedes darle una oportunidad. Espaciando las partidas, no como yo que las he jugado del tirón, seguro que no acaba cansando como me ha pasado. Ah, importante, ninguna de las expansiones sirve para Solitario. Sí, una pena.

(Nota general sobre 5)

3

Disponibilidad en tiendas (a 06/11/2021)

Entrada en bgg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba