Reseña de SO YOU’VE BEEN EATEN (2022)

  • Autor: Scott Almes
  • Editorial: LUDICREATIONS
  • N° Jugadores: 0-2
  • Adaptación al Solitario: 5/5
  • Complejidad: Media-Baja
  • Partidas Jugadas: 12
  • Duración de Partida: 30 min
  • Preparación: 2 min
  • Idioma: Inglés
  • Dependencia: Baja
  • Precio aprox: 45€

VISTAZO GENERAL

¿Sabes la historia de Jonás y la Ballena?. Pues cambia la Ballena por una Bestia espacial y a Jonás por un Minero (espacial también, de quinta clase concretamente) y tendrás el argumento del juego. Cuando menos original.

La originalidad no acaba aquí ya que, como puede que sepas pues llamó mucho la atención en su pre-lanzamiento, se puede jugar a:

  • 2 jugadores (Minero vs Bestia)
  • 1 jugador (automatizando uno de los ‘bandos’)
  • 0 jugadores (automatizando ambos)

Las diferencias que introduce un jugador automático con respecto a si lo manejase una persona son mínimas. ¿Y cómo funciona cada bando?…

MINERO

Al parecer el percance de ser engullido es algo normal en la vida de un Minero espacial, incluso deseable, puesto que dentro de la Bestia se encuentran los preciados cristales que buscas.

Aquí podemos ver una Tomografía Computerizada en color y alta resolución del Tracto Gastrointestinal de la Bestia, a la que llamaremos cariñosamente Toby:

Para simplificar, consideremos el tracto dividido en 7 partes, cada una ocupada por una carta. Cada parte puede tener un Cristal, una Herramienta dejada allí por algún colega ingerido en el pasado, o ninguna de las dos cosas. Pero lo que siempre tendrá será un tipo de Bacteria (lo que aparece dentro del círculo amarillo).

Los cristales y herramientas los puedes recoger, y también puedes desplazar una carta hacia atrás o eliminar cartas adyacentes que tengan la misma bacteria.

Estas cosillas las ejecutas colocando un dado en la acción correspondiente:

Se puede mejorar cada acción, aunque la Bestia podrá hacerte perder una mejora

El espacio en el que colocas el dado dentro del tablero de Minero, a quien llamaremos Paco, indica la acción, mientras que el valor del dado indica qué carta será el objetivo de la acción, ya que sus posiciones están numeradas:

Al colocar un 3 en la acción de Capturar, recojo el cristal de dicha posición en el tracto. Si hubiésemos puesto un 2 podríamos haber cogido la herramienta de la derecha (recuadro azulado)

Las herramientas no son ninguna tontería. Aunque son de un uso puedes ir recogiendo más, y te permiten mejorar una acción, intercambiar la posición de 2 cartas del tracto…cosas bastante útiles:

Si consigues los 8 Cristales, nada fácil, ganas la partida.


BESTIA

Por su parte, Toby lo que quiere es merendarse al Minero. Tras cada turno de éste la Bacteria que le quede más cerca irá aumentando en su medidor de infección:

Si alguno llega a 4 muere el Minero

Ésta sería la forma pasiva de ataque de la Bestia, ya que ocurre sí o sí. Pero luego están las Cartas de Respuesta Inmune, que no sólo irán complicando las cosas al Minero sino que podrán desencadenar el final de partida si Toby acumula 5:

El Gas tapa una mejora conseguida por el Minero

Afortunadamente, una de las acciones del Minero es retirar una de estas cartas en juego. El requisito: hacerlo usando un dado cuyo valor aparezca en la carta (en el ejemplo de arriba 4, 5 o 6). ¡Y hay cartas que no tienen ningún número!.

Así se alternarán las acciones Minero y Bestia hasta que uno de los dos consiga su objetivo o hasta que (ésto me encanta) se acaben las cartas de Tracto. Ésto quiere decir que Paco ha recorrido toooodo el tracto gastrointestinal de nuestra querida Bestia y sale como no podía ser de otra forma por el ojete XD, dando paso a un pequeño recuento de puntos para determinar el ganador.


VALORACIÓN PERSONAL

PROPUESTA

Desde luego el tema, y sobre todo que puedas jugar en ambos bandos, le da al juego un atractivo especial ya de inicio.

El tema está bien trasladado en las mecánicas, con esa cinta transportadora gastrointestinal por la que va (figuradamente) moviéndose el Minero, y que constituye el corazón del juego. Lo mas abstracto es el uso del valor de los dados como determinante del foco de la acción.

Y luego tenemos los diferentes papeles que podemos adoptar, Bestia o Minero. Ambos son completamente distintos, ofreciendo en realidad dos experiencias de juego: el Minero centrado en la pequeña Gestión de Dados y Acciones, y la Bestia en Colocación de Cartas en el tracto.

A este respecto merece la pena comentar un poco el control de la Bestia. Diría que es más complejo, sin pasar por ello de una complejidad media-baja. Las cartas, que se colocan automáticamente cuando actúas de Minero, has de seleccionarlas de entre las que tienes en mano y elegir su orden en el tracto si juegas como Bestia. El orden y lo que tengan esas cartas (cristal, herramienta, bacteria) será importante porque el Minero Robot decide qué acción realiza con cada dado siguiendo una lista:

En la carta que está en la posición 3 intentaría primero coger un cristal, luego eliminar una Respuesta Inmune que tengamos en juego,…

Y además, y casi más relevante porque controlamos más este aspecto, es importante porque según lo que haya en el tracto podremos adquirir o no cartas de Respuesta Inmune:

El requisito es eso…algo que debe cumplirse para poder coger la Respuesta Inmune (en la foto, para coger Swap tiene que haber al menos una carta con Cristal). El coste se paga…bueno da igual, pero que hemos de tenerlo en cuenta.


DIFERENCIAS MINERO vs BESTIA

Minero

Jugando como MINERO la partida es algo más fluida y cómoda de jugar; para momentos en los que queremos echar un rato agradable y sin demasiadas complicaciones. Las decisiones son más sencillas, y algo característico es que, salvo que juegues muy mal, la partida se decidirá al final. Irás controlando que no se te desmadre por ningún lado, de forma que es difícil que pierdas tempranamente.

Ésto se podría ver como un punto negativo. No hay una progresión, no vas creando ningún motor ni desarrollando una estrategia, es más una cuestión de ir capeando el temporal. Me refiero a que, jugando de forma lógica, de forma normal, avanzarás bastante, decidiéndose todo al final. Puede que forzar ese juego normal y tomar ciertas decisiones clave sea lo que marque la victoria en esos últimos momentos, pero no podría asegurarlo. Lo que está claro es que puedes jugar afinando un poco tus decisiones, y eso es algo a favor. No grandes ni complejas decisiones, pero para eso están otros juegos.

Bestia

Jugando como Bestia, si bien tiene alguna variable más a tener en cuenta y has de estar más pendiente, peca de algo bastante llamativo. Y es que el azar propio del juego tiene mayores consecuencias. Puede hacer de hecho que la partida se decida prácticamente al principio con derrota. Recoges más cartas y vuelves a empezar, sí, pero no me gusta que se pueda dar esa circunstancia. Y además indica que tu posibilidad de victoria también tendrá que intervenir el azar.


Conclusión

Agradable de jugar, con el aliciente del 2×1 en los modos de juegos. El tema está bien implementado aunque luego mecánicamente pierda parte de esa inmersión. Ha ido a menos con las partidas, ya que la influencia del azar ha ido pesando. Entretenido y original aunque con limitaciones.

(Nota general sobre 5)

2,5

Curiosidad

Hay un caso real de una persona tragada por un animal acuático y que salió con vida:

https://www.google.com/amp/s/www.bbc.com/mundo/noticias-57453049.amp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba