Reseña de LAS AVENTURAS DE ROBIN HOOD (2022)

  • Autor: Michael Menzel
  • N° Jugadores: 1-4
  • Editorial: KOSMOS
  • Adaptación al Solitario: 4/5
  • Complejidad: Baja
  • Partidas Jugadas: 10
  • Duración de Partida: 1 hora
  • Preparación: 10 min
  • Idioma: Español (Devir)
  • Dependencia: Alta
  • Precio aprox: 45€

VISTAZO GENERAL

El juego es curioso desde el inicio porque parte directamente de cero, es decir, sin explicar nada salvo el movimiento, y te va diciendo las reglas (no os preocupéis que es sencillo) de forma progresiva a medida que avanzas por los 7 Capítulos.

Hay 4 posibles Personajes, aunque uno de ellos ha de ser siempre Robin Hood. El resto son Lady Marian, Little John, y Will Scarlet:

No tienes que elegir todos, pero no complica el desarrollo, así que no veo motivo para no hacerlo. Eso sí, jugando en solitario llega un momento en el que hay una pequeña información oculta que sólo conoce uno de los personajes, pero veo salvable este pequeño imprevisto jugando con lógica y siendo honesto.

Voy a comentar brevemente los conceptos básicos del juego. Cero spoilers.

TURNO DE JUEGO

Cada personaje tiene un disco de su color. Estos discos se introducen en una bolsa opaca, junto con uno que representa al Sheriff de Nottingham y alguno más cuya explicación me salto. Y simplemente es sacar un disco para ver a quién le toca:

Cuando ya no hay discos en la bolsa se reintroducen para volver a tener su turno disponible.

El objetivo te lo marca el propio Capítulo aunque no te deja claro como conseguirlo. Aquí es donde radica la jugabilidad, en ir explorando e interactuando con gente mientras enfrentas a Guardias y Nobles para que suba la Esperanza (éstos últimos además te dejan un regalito).


MOVIMIENTO

Para ello cada personaje cuenta con 4 piezas más:

Con 3 de ellas marca el desplazamiento y con el duplicado del personaje el destino final del movimiento

Como podéis estar suponiendo el movimiento no va por casillas, hexágonos o similar, sino que es un movimiento “real” por el tablero:

Robin Hood sale del escondite que le proporciona las sombras para tener unas palabras con un guardia

COMBATIR

El Mapa de Nottingham, precioso por cierto, digamos que está vivo. Está plagado de Losetas que se pueden dar la vuelta, definiendo las posibilidades que nos da el juego en un momento determinado.

Una de esas posibilidades es atacar a un Guardia. Para ello debemos estar tocando su loseta. «“Hola señor agente, le quería preguntar algo…”». Entonces vamos sacando hasta 3 cubitos de la misma bolsa negra de antes:

Si los tres cubitos son morados no le hemos vencido. Pero si sale uno blanco dejamos de sacar ya que le hemos derrotado, recibiendo la recompensa que hay en su espacio

¿Qué pasa si no le derrotamos?. De momento nada, pero cuando saquemos el disco rojo del Sheriff, el personaje en la misma zona soleada que un Guardia quedará bloqueado en ese lugar hasta que lo consiga vencer.


EXAMINAR

Es la otra acción principal, junto con Combatir, que podemos hacer tras movernos…

Una vez derrotado el guardia vemos a una misteriosa persona agazapada junto a las murallas del castillo. Habrá que investigar…

*(Recordad que Robin Hood sólo podría actuar cuando saliese su disco. Normalmente no podría actuar dos veces seguidas)*

Cuando estemos junto a una loseta que se pueda examinar (las que tienen el signo ?), podremos interactuar con el individuo u objeto en cuestión…

Cada loseta nos envía a una página del libro, en este caso la 110

¡Y hace aparición el motor y corazón del juego…el Libro! (tapa dura). Lo interesante es que, aunque los personajes que pueblan Nottingham son siempre los mismos (Cura, Carpintero, etc), lo que ocurre al interactuar con ellos y con los diversos objetos diseminados por el Mapa cambiará según el Capítulo que estemos jugando. Para ello, el libro nos manda a una página u otra.

También nos indicará qué ocurre cuando sacamos el odioso disco rojo…


EL ODIOSO DISCO ROJO

Representa la acción del Sheriff. Básicamente hace bajar la Esperanza, elimina uno de los Relojes de Arena que sirven de contador para resolver el Capítulo, oculta/hace aparecer Guardias y por último los activa (lo que he comentado antes):

Si la Esperanza llega a cero los relojes se retiran más rápidamente. Y si se acaban los relojes perdemos.

En caso de perder deberemos reintentar el Capítulo, pero ya sabiendo por dónde van los tiros nos va a resultar más fácil. Además, la resolución de los encuentros cambiará a una opción alternativa, unas veces más benévola con nosotros y otras simplemente diferente.


VALORACIÓN PERSONAL

ORIGINALIDAD

No se puede negar que el juego es original, empezando por el movimiento y después por el tablero cambiante.

El Movimiento a veces se hace un poco pesado medirlo. A veces te libras, ya que sólo hay que calcularlo cuando no estás seguro de llegar a cierto punto de destino o cuando todavía vas de camino al mismo. El que es obligatorio es el de un enemigo que el muy pesado nos va persiguiendo por el Mapa.

Es un sistema que, al no estar compartimentado en espacios, propicia un poco las trampitas cuando no llegas por unos milímetros a donde quieres o cuando tienes que hacer esa curva que te impide llegar. Pero ya sabéis, tu casa tus reglas. Además es cooperativo así que no molestas a nadie.

El Mapa me parece una pasada. Al principio pensaba que no iba a dar para mucho ya que, tras la primera partida, ves que te lo puedes recorrer tranquilamente en lo que dura la misma (sobre todo llevando a 4 personajes), y tienes la sensación de que poco más te puede ofrecer. Pero siempre cambia alguna loseta inicial en cada Capítulo y se va añadiendo, hasta el último de los 7, la participación de nuevas losetas que permanecían ocultas hasta entonces. Y además cambia la interacción con los elementos del Mapa y el objetivo, pues cada loseta te lleva a una página distinta según el Capítulo que estés jugando.

Para que os hagáis una idea, la sensación es la de ir a un teatro: “¡Pero si ya estuvimos la semana pasada!”…sí, pero la obra es distinta.

El cambio de Capítulo cuando acabas, teniendo que ocultar las losetas que están descubiertas y preparando el Mapa para el siguiente, se puede hacer un poco pesado. Si has acabado el Capítulo con éxito no tanto, porque ves un poco lo que te depara mientras el libro te introduce la historia. Pero si fracasas y has de montar lo mismo a mí personalmente sí que me cuesta más.

Todas las losetas con un * han de voltearse a su lado original

Pero independientemente de estas incomodidades son dos elementos que sorprenden bastante y que merece la pena probar.

Un detalle antes de que se me olvide. Las losetas que están integradas en el tablero están muy bien integradas por decirlo así (bien hecho para que no se note ni se caigan). Para voltearlas tienen una pequeña hendidura en el tablero para que puedas poner el dedo/uña y hacer presión. Y si lo haces sin cuidado, o simplemente por el repetido volteo que experimentan a los largo de las partidas, quizás se pueda ir reflejando en alguna loseta un pequeño desgaste en cierto punto. A ver, que es poca cosa (siempre que tengáis cuidado), pero a la larga supongo que se notará más.


HISTORIA

Dado el peso de la narración en el juego, un breve comentario al menos. Es una historia sencilla, basada en lo que todos conocemos de Robin Hood y Ricardo Corazón de León. Los textos no son largos y son más bien descriptivos, aunque también hay diálogos.

Para mí lo importante es que no satura y que hace bien de enlace e introducción a los Capítulos, con un final que…tendrás que averiguar.


JUGABILIDAD

Llegamos a lo importante. ¿Es divertido, repetitivo, exigente, engancha…?.

Pues es un juego de mecánicas sencillas como habéis visto, que lo que ofrece es una agradable experiencia de exploración por el pequeño mundo creado en torno a Robin Hood y sus compañer@s.

La posible dificultad radica en saber dónde ir, con quién hablar…en cada Capítulo. Hay veces que está más claro que otras pero vamos, que no tienes que hacer un trabajo de investigación a lo Sherlock, no hay tantas posibilidades de elección como para eso. Lo puede jugar cualquiera sin problemas.

Es un poco ensayo y error. Y si yerras demasiado pues te tocará repetir Capítulo. Aunque aquí hay un factor importante, y es el azar. No es tanto el de los cubitos que sacas en los enfrentamientos (recordad, morado=mal, blanco=bien) como el de qué disco de turno sacas. Cuando has sacado todos los de la bolsa se vuelven a introducir, y si te salen muy próximos dos discos rojos es probable que palmes o que al menos se te complique bastante la cosa. Hay algún objeto que puede paliar esta posibilidad y similares, pero el riesgo está ahí latente.

Y enlazado con la derrota hay algo que creo que es lo que más le echo en cara al juego. Si uno pierde en un juego pues bueno, has perdido, a recoger y volver a probar. Pero si pierdes cuando sabes exactamente lo que tienes que hacer y saber que vas a tener que prácticamente repetir los pasos pero sin los errores cometidos, sin que nada más vaya a cambiar…no me gusta nada. En Arkham Horror 3ed., por ejemplo, aunque sepas los pasos que tienes que seguir en un escenario, pueden pasar mil cosas en el transcurso de la partida. Aquí no, el principal aliciente es el misterio de descubrir por dónde tienes que tirar y qué sucede a continuación. Así que pasa lo que pasa, que a veces iba a perder al final del Capítulo y he hecho la vista gorda 🤣🤣🤫. Eso ya depende de cada uno, pero a mí me toca la moral.

En defensa del juego hay que decir que si tienes que repetir pasas a una resolución alternativa de los encuentros con gente y objetos. No cambia completamente ni mucho menos pero le da un revestimiento distinto.

En cuanto a diversión, pues sí, me ha parecido muy entretenido. Me he visto preparando el siguiente Capítulo (para quitarme esa parte más o menos pesada) y decir: “venga, saco un disco para ver quién empieza y lo dejo ahí”, y como podéis suponer acabar el Capítulo. Es que lo de sacar cosas de una bolsa y ver qué ocurre me puede (no en plan Arkham Horror, ahí quemaba a gusto la bolsa).

Ver qué nos piden, qué cambios hay en las losetas, cómo se desarrolla la historia…muy chulo. ¿Volvería a jugarlo?, pues sinceramente no. Y que conste que se puede. Una vez has acabado se puede rejugar con un grado mayor de dificultad aunque también con el añadido de algún objeto más potente. Y además en cierto momento de la campaña la historia se bifurca, dejándote dos Capítulos sin ver en una primera pasada. Pero no me veo. Cuestión completamente personal, que quede claro, mucho por jugar ya sabéis…

Conclusión

Recomendable para desengrasar de tanta regla, gestión, dudas, reglas…de otros juegos y simplemente disfrutar del viaje que te propone.

(Nota general sobre 5)

3,5

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba