Reseña de CLOUDAGE (2020)

  • Autores: Alexander Pfister, Arno Steinwender
  • Editorial: NANOX GAMES
  • N° Jugadores: 1-4
  • Adaptabilidad a Solitario: 4/5
  • Complejidad: Media
  • Partidas Jugadas: 8
  • Duración de Partida: 1 hora
  • Idioma: Español (MALDITO GAMES)
  • Precio aprox: 52€

VISTAZO GENERAL

Hace quince años, la misteriosa sociedad secreta “Cloud” prendió fuego a innumerables sitios de producción de petróleo y quemó grandes bosques para desestabilizar el mundo. La catástrofe ambiental resultante tuvo efectos desastrosos en todo el planeta. Ahora, años después, viajas surcando el seco paisaje en aeronaves, en busca de una vida mejor. Visita ciudades, envías drones para recolectar recursos y luchas contra la milicia de Cloud.

El juego se explica y entiende mejor si se hace siguiendo su secuencia temática. Como dice la introducción, vamos a ir con nuestro Dirigible súper chulo por el aire…

Hay 4 pero sólo se diferencian en el color

…Y lo primero que hacemos en nuestro día a día es Producir Agua, ya que el mundo en el que vivimos es bastante desértico. Producirla no es gratis, nos cuesta Energía.

Cuanto más mejoremos la producción, más agua pero a cambio de más energía

Después iniciamos/reanudamos la marcha en busca de una Ciudad

Sacamos 2 cartas: la de mayor valor será la que nos sirva para mover

…quizás recogiendo algún recurso de utilidad por el camino. En cada Ciudad tendremos que Combatir contra la milicia de Cloud, pero si ganamos obtendremos valiosas recompensas.

En la ciudad en la que nos encontramos, si conseguimos 1 de Ataque obtenemos 2 de Agua

Sobre la Ciudad, independientemente de si hemos ganado o no, tendremos oportunidad de Mejorar la nave e incluso de repoblar la desolada tierra con plantas…

Las mejoras estructurales (losetas) cuestan metal, mientras que las que dan las cartas cuestan agua y descartar otra carta

En vez de conseguir mejoras podemos lanzar nuestro Dron para buscar recursos. Pero ésto no va a ser tan sencillo, ya que las ciudades están cubiertas de una densa nube de lo que viene siendo mierda, producto del desastre medioambiental.

Así que tendremos que elegir qué región visitar en función de lo que podemos vislumbrar entre la nube, sin saber a ciencia cierta lo que allí encontraremos:

Así seguirá nuestro viaje hasta que el destino le ponga fin (es decir, 8 rondas). Tocará entonces valorar lo conseguido según los Puntos de Victoria acumulados.


VALORACIÓN PERSONAL

Voy a enfocar la crítica comparándolo con Maracaibo, por estar Pfister como diseñador, por ser su siguiente juego y por las cosas que comparten.

Después de lo que disfruté Maracaibo tenía curiosidad por ver qué ofrecía Cloudage, pese a que no he leído apenas hablar sobre él. Incluso algunos comentarios lo tachaban de repetitivo y poco interesante.

Es inevitable que, después del éxito de Maracaibo, se juzgue Cloudage más duramente, o al menos con mayor ojo crítico. Pero he de decir que me ha gustado bastante. No diría que al nivel del anterior pero cerca.

Es cierto que el juego puede hacerse un poco Repetitivo, pero eso también me pasaba con Maracaibo. En Cloudage se debe a que parte de la ronda se desarrolla de la misma forma cada vez, y la variación reside en ir aumentando la potencia de tus acciones. Acciones que por otra parte son escasas como habéis visto en el Vistazo General. En lo positivo, eso hace que las rondas fluyan muy rápido.

SIMILITUDES

Tablero

Es algo que ambos comparten, con recorrido circular en el primero y lineal en Cloudage, y que contribuye a esa repetitividad. En Maracaibo ibas pasando por los mismos lugares a cada vuelta, mientras que en Cloudage no repites sitio (aunque puedes ir hacia atrás si quieres), pero sí que ves sitios similares sólo que con mayores recompensas.

Parece que han querido evitar el recorrido circular, que personalmente me parecía un poco raro. El tablero lineal tiene como positivo que las ciudades van aumentando su dificultad de victoria, lo que da mayor sensación de progreso y hasta de viaje. Lo malo es que, aunque es modular (4 tableros), sólo puedes modificar el trayecto dando la vuelta a algún tablero, no se puede cambiar el orden porque como digo el camino es progresivo. Ésto hace que el comienzo sea prácticamente igual, yendo a la misma ciudad en la primera ronda porque no compensa desviarse.

Mejoras de la Nave

Es otra cosa que ambos comparten (barco en Maracaibo y dirigible en Cloudage), pero en éste el detalle de dar la vuelta a cada loseta para mostrar gráficamente la mejora resulta mucho más temático.

Cartas

La principal forma de avanzar en Cloudage es mediante las cartas, obteniendo los recursos para ello por otras vías. Las cartas también son importantes en Maracaibo pero con dos diferencias: 1)interactúan entre ellas, dando mayor complejidad a la hora de elegir; 2)la progresión en el juego no está centrada en ellas, sino diversificada en varias mecánicas.

Misiones

Otro punto de encuentro entre ambos, y bastante similar. En los dos casos van a ser como una brújula que te guía hacia dónde dirigir la partida. La diferencia es que en Cloudage tendrás dos Misiones por partida, sumando 4 objetivos, mientras que en Maracaibo tienes una carta de Carrera con 3 objetivos. Así que Cloudage da algo más de variabilidad en este sentido.

La de la izquierda, por ejemplo, puntúa por tener cierto n° de cartas amarillas (de Producción) y por haber visitado unas Ciudades concretas

Campaña

Algo característico de Maracaibo, por lo poco habitual en los euros, es su Campaña con toques legacy. Vas avanzando por un mazo, añadiendo alguna carta nueva a las disponibles y losetas al tablero. Todo eso se mantiene en Cloudage, aunque la campaña es más corta, algo que agradezco porque, aunque me encantó jugar la del Maracaibo, sí es cierto que se me hizo un poco larga. La del Cloudage son 7 Capítulos para sendas partidas, ya que no se pueden reintentar.

El desarrollo es similar: historia sencilla con pequeñas bifurcaciones según la opción que elijas o según el resultado de la misma.

En cada ciudad se coloca un cubito, que funciona de indicador de donde hemos estado además de marcador de ronda. Los libros indican progresión en la Campaña

Aparte de la Campaña, trae 3 Escenarios independientes, que no he probado, por si quieres jugar una partida suelta.

Izq: primer capítulo de la Campaña; Dcha: Escenario 1

Lo último que comparten, aunque sólo sea mencionarlo, es el horrible apartado grafico. ¡Por Dios, que cosa más fea!. (Lo siento, Christian Opperer).


DIFERENCIAS

He comentado lo que comparten, dentro de que por supuesto hay divergencias. Ahora viene lo que separa a uno del otro, lo que realmente los hace diferentes.

Complejidad

Maracaibo es bastante más duro. Tiene la interacción entre las cartas, las recompensas que vas obteniendo en distintos puntos y que influyen bastante en el desarrollo, la potenciación de la acción según avances más casillas… Son más detalles a tener en cuenta.

Pero creo que lo que más influye en hacer de Cloudage un juego más ligero son dos ausencias (adaptadas al juego se entiende):

  • Medidor de Exploración. Se podría encontrar cierta similitud al medidor de Producción del Cloudage, pero éste es mucho más sencillo. No tiene bifurcaciones como en la Exploración, y apenas hay recompensas secundarias
  • Medidores de Influencia. Aunque hay ‘combates’, hay una única facción enemiga y no tres como en Maracaibo, donde sumabas influencia en una u otra mediante los combates

En Maracaibo éstos medidores suponían una lucha constante por subir en ellos, y debías decidir constantemente a cuál dirigir tus esfuerzos.

En general, Cloudage posee menos variables a tener en cuenta. Tampoco es que sea sencillo, pero desde luego te exige menos. Y ésto conecta con lo siguiente…

Oponente virtual

Uno de los grandes aciertos de Maracaibo, y que influía en su dificultad, era que tenía un Bot, bastante duro de pelar por cierto (¡pero mucho!). Aquí no hay nada similar, juegas tú solo. Ésto hace que, para bien y para mal, no tengas la presión de un rival al que ganar y que te ocupa lugares o te roba losetas. También agiliza un poco la partida.

Nubes

Es cierto que Cloudage pierde con respecto a Maracaibo en ciertos aspectos, sobre todo si buscas mayor complejidad. Pero en una cosa sobresale, siendo un elemento muy original ante el que me quito el sombrero: las Nubes que ocultan las Ciudades.

Ya dije que en una Ciudad podemos obtener recursos:

Agua, Metal, Cartas, Energía

Tú eliges qué quieres recoger. Lo chulo es que lo haces basándote en lo que te deja ver la nube (una funda donde se meten las cartas). Cuanto mayor sea el área ocupada por el recurso más obtienes, ya que las diferentes posibilidades que hay (obtener 1, 1, 2 o 3) se distribuyen siempre entre los cuatro recursos.

Tú puedes intuir que va a haber mucha agua porque la ves a pesar de la nube, pero quizás cuando sacas la carta de la funda resulta que no hay más. ¡Es genial!. Imaginemos que en la ciudad anterior opto por ir a por cartas, representado por las construcciones marrón oscuro (ved la carta de arriba, no me seáis vagos):

Al quitar la nube se confirma que es el recurso más abundante y robo 3 cartas.

Además este sistema tiene en Solitario una especial importancia. La razón es que en cada turno, aparte de la acción normal que puedes realizar, se ejecuta automáticamente una acción predefinida en un pequeño tablero:

Algunas veces te permite recoger recursos de una Ciudad igual que vimos antes, pero con una pequeña, importante y fastidiosa diferencia: si eliges el recurso de mayor valor, ¡no lo obtienes!, se convierte en un fantástico cero. En ciertas ocasiones se ve claramente que un recurso es bastante abundante y evitas cogerlo aunque te interese, pero en otras tienes dudas y te la juegas. Así que hay emoción asegurada.

Temática

Sin que sea algo para volverse loco, sí veo más tema en Cloudage. Sobre todo por todo lo que rodea a las Ciudades, pero también por el Dirigible, por el tablero con movimiento lineal y por lo integrado que veo el tema en el desarrollo de una ronda.

Creo que Maracaibo, al ser más complejo, hace más difícil mantener una coherencia temática en todas sus partes.

Un pequeño detalle de las cartas que se usan tanto para moverte como para el ataque. En el ataque robas 1, y cuantas menos nubes hay más clara es la línea de visión y mayor es el impacto, con el de valor 3 representado por una bomba sin nubes

Así que resumiendo la comparativa:

MARACAIBOCLOUDAGE
ComplejidadAltaMedia
Mejoras
Cartas
Misiones
CampañaLargaMedia
EscenariosX
IAX
Fluidez
RejugabilidadMedia-AltaMedia-Baja
EstéticaXX
Duración90 min60 min

Conclusión

Muy buen eurogame medio de Gestión de Acciones, con un tema muy bien integrado y una mecánica de Nubes que no había visto nunca y que me encanta.

¿Pueden convivir Maracaibo y Cloudage?. Pese a ciertas semejanzas diría que sí, ya que la distinta complejidad hará que los juegues en distintos momentos. Cloudage es muy dinámico, más de lo que ya era Maracaibo. Lo importante es que te guste el estilo del juego, que es donde tienen el nexo de unión y lo que realmente vas a disfrutar. Para mí Cloudage significa dos cosas:

  1. que la última palabra la tiene tu propia experiencia
  2. que el próximo de Pfister con Solitario me lo pillo

(Nota general sobre 5)

4

Entrada en bgg

2 comentarios en “Reseña de CLOUDAGE (2020)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba