Reseña de CHISELED (2021)

  • Autor: Michael Epstein
  • Editorial: COPPER FROG GAMES
  • N° Jugadores: 1-4
  • Adaptabilidad a Solitario: 5/5
  • Complejidad: Baja
  • Partidas Jugadas: 4
  • Duración de Partida: 15 min
  • Idioma: Inglés
  • Dependencia idioma: Reglas y Cartas
  • Precio aprox: 30€

VISTAZO GENERAL

La Construcción de Mazo es una mecánica muy usada en los juegos de mesa: vas añadiendo cartas a un mazo inicialmente débil para mejorarlo. Suele ir unida a la eliminación de cartas para potenciar la mejora del mazo.

Lo que no es habitual es que esa eliminación de cartas sea la mecánica única de modificación. ¿Deconstrucción de Mazo podríamos llamarlo?. Aunque por el tema del juego en cuestión queda mejor decir Escultura de Mazo.

Empiezas la partida siempre con el mismo mazo. Y de lo que se trata en el juego es de ir quitando lo que sobra del mármol inicial (mazo) para formar una escultura lo más equilibrada y valorada por los críticos posible (chiseled= esculpido, cincelado, tallado).

Arriba las cartas de escultura, y abajo las de restos

Ésto se traduce en el juego en:

  • Eliminar del mazo las cartas de Restos, que nos quitan puntos
  • Dejar en la escultura (mazo final) un n° adecuado de cartas de Cabeza, Torso y Manos, especificado en las reglas
  • Eliminar del mazo la cantidad de material (Oro, Plata, Ónice) que nos exijan los críticos

HERRAMIENTAS

Y para ello podemos ir usando una serie de herramientas, aleatorias para cada partida.

Realmente son casi todas muy similares, variando en el trasvase que hacen de cartas a un lugar u otro: al descarte, a la basura o robar cartas. Por ejemplo:

Con el ‘Trapo para pulir’ (Polishing trap) puedo mandar a la Basura una carta de mi mano (cada ronda robas 3). Como el juez de Masterchef me pide que tenga 5 o más cartas de ónice en la basura, elijo la señalada y así ya tengo 1
Una carta a la basura y el resto al descarte. La herramienta usada se voltea (cuando hayas usado todas se vuelven a dar la vuelta). Y robas 3 nuevas cartas

Y ya está, el juego es así de sencillo. Al final comparas tu puntuación en una tabla para ver qué tal lo has hecho, pudiendo incluir en Solitario un desafío que has de cumplir.


VALORACIÓN PERSONAL

Como veis es un juego extremadamente sencillo. Ir usando las herramientas para quitarte las cartas que no necesitas.

Las cartas de Restos te quitan bastantes puntos, así que te las tienes que quitar sí o sí. Uno podría pensar lógicamente en dedicarse a hacer eso y ya está.

Pero el mecanismo que marca el final de partida no es que se te acabe el mazo cierto n° de veces, sino algo más sutil. Cada vez que las 3 cartas que robas son de escultura (cabeza, torso o mano) el juego dice que llamas la atención de los jueces (bueno, porque lo dicen ellos, pero no le veo mucho sentido). Cuando ésto ocurre 5 veces se procede a valorar tu escultura.

Así que si sólo te quitas cartas de Restos como loco va a aumentar la probabilidad de que eso ocurra, desencadenando el final de partida puede que antes de lo que quisieses.

Además, los jueces no valoran lo que tienes en el mazo sino lo que has desechado en la basura (interprétalo como gustes): que haya un mínimo de cartas de oro, que haya más de ónice que de oro…, luego has de ir desechando Restos y cartas de Escultura conjuntamente.

Y para que afines más tu puntuación, se valora algo así como la belleza de tu escultura. Cuantas más cartas de cabeza mejor, las de torso han de ser cercanas a 5 y las de mano han de ser pares. No me preguntes porqué pero es así, cuestiones artísticas…

¡Odio ala gente que critica las cosas!. ¡¡Qué se habrán creído!!

Aquí radica la mayor complejidad del juego, sobre todo si te guías únicamente de la memoria, sin revisar los descartes o los desechos. Ese sería el modo pro, al cual no me uno porque no destaco por la memoria precisamente. Pudiendo revisar los mazos (que es como viene en las reglas) para ver qué cartas tienes de cada tipo se hace más controlable para el mortal común. La dificultad estaría en ajustar bien el número de cartas para obtener la máxima puntuación en cada categoría, al tiempo que retrasas el final de partida hasta que lo consigues.

La sensación general de ir formando tu escultura está bien conseguida. De hecho creo que la Deconstrucción de Mazo es una mecánica que le viene al pelo al tema. Es una sensación general por el hecho de usar herramientas y con ello eliminar cartas. Pero es importante señalar que, individualmente, las distintas herramientas no contribuyen al tema. Aunque son herramientas reales, no hay una correspondencia entre su función en el esculpido y su acción en el juego.


Conclusión

Es un juego sencillo para pequeños ratitos en los que no te quieres complicar. Un filler vamos. Con el aliciente de la Deconstrucción de Mazo que es muy poco habitual.

Pero tampoco le pidas demasiado, sobre todo en cuanto a variedad. Sí que cambian las herramientas y los críticos de arte, pero tampoco vas a notar una gran diferencia ya que manejan los mismos conceptos con pequeñas variaciones. Se crearán diferentes combinaciones, y con ello formas de afrontar la partida, pero no de manera radical.

Ya veis que las acciones son muy parecidas

(Nota general sobre 5)

2,5

Entrada en bgg

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba