Reseña de CELLULOSE (2022)

  • Autores: JOHN COVEYOU, STEVE SCHLEPPHORST
  • Editorial: GENIUS GAMES
  • N° Jugadores: 1-4
  • Adaptación al Solitario: 5/5
  • Complejidad: Media-Baja
  • Partidas Jugadas: 5
  • Preparación: 2 minutos
  • Duración de Partida: 60-75 min
  • Idioma: Español (MASQUEOCA)
  • Precio aprox:

VISTAZO GENERAL

En Cellulose nos vamos al interior de una célula vegetal, realizando con nuestra Colocación de Trabajadores las funciones más importantes de la célula, como la absorción de agua y CO2 o la síntesis de proteínas. Competimos contra Ivy, que realizará acciones similares pero con mayor facilidad. La partida termina una vez se ha terminado de construir la Pared Celular.

Tablero de juego de la célula

1 Ronda=1 Día

Cada ronda consta de 3 fases:

  • Amanecer. Recoges CO2 y Agua según tu progresión en el tablero de Planta
  • Día: Acciones dentro de la célula
  • Noche: Preparación de la siguiente ronda
Empezamos recogiendo solamente 1 de CO2 (cubito gris)

La Compleja Vida de una Célula Vegetal

No voy a detallar, ni siquiera a describir, todas las acciones disponibles ya que lo veo un poco absurdo. Siguen una lógica típica en los eurogames: obtener recursos para realizar otras acciones.

Por ejemplo, lo más conocido acerca de las plantas, la Fotosíntesis. Requiere de Agua y de CO2. Cuando conseguimos 6 de cada podemos realizar la Fotosíntesis para obtener 1 Carbohidrato. Aquí veis ese mini proceso reflejado en el tablero:

Para obtener estos recursos usamos la colocación de nuestras fichas de acción, de las que tendremos 4 o 5 cada ronda, aunque se puede recuperar alguna ficha con ciertas cartas. Por ejemplo, de CO2 podemos obtener o bien 4, o bien 6 si la situamos en el espacio correspondiente de uso único.

Casi todos los espacios de acción tienen una casilla similar de uso único, así que quien primero la coge obtiene más del recurso. De esta forma también podremos obtener Proteínas, Hormonas y ATP.

Pero hay alguna acción a la que merece la pena echarle un vistazo más de cerca…

Membrana Plasmática

Ahí se realiza el crecimiento vegetal, pudiendo elegir si hacemos crecer las Hojas o las Raíces:

Ésto hará que en la fase de Amanecer aumentemos los ‘ingresos’ que recibimos. Hay que destacar que, en el crecimiento de la planta, podemos optar por más de un camino, tanto en las hojas como en las raíces…

Aquí vemos una primera bifurcación ya en el primer nivel de las raíces, y otra en el segundo nivel

Componentes Celulares

En el juego no todo es colocación de trabajadores, también hay Cartas que nos van a ayudar en nuestra tarea, aunque pagando un coste para jugarlas. Una cosa es conseguirlas y otra jugarlas.

Hay de varios tipos: Enzimas, Vacuolas…y son fundamentales para tus opciones de victoria. Creo que son lo que más diversifica las partidas, ya que harán que te centres en ciertas acciones e influirán en la dirección que tomes en el crecimiento de la planta.

La de más a la izquierda es gratis, pero el resto cuestan CO2. Al final de la ronda se desplazan hacia la izquierda

Pared Celular

Se va construyendo a base de Carbohidratos. Cuesta contribuir a su construcción, pero recompensa con jugosos puntos. Cuando se haya construido por completo se acaba la partida y, para que ésta no se eternice, automáticamente se coloca un Carbohidrato cada ronda.


Vacuola Central

Su función dentro de la célula es eliminar los residuos. En el juego va a recibir el agua que los jugadores no quieren usar para alguna otra cosa. ¿Para qué sirve eso?, pues es súper importante porque quien tenga más agua al final de la ronda recibe una ficha de acción extra. Eso sí, se retira el agua que ese jugador tenía.

Cada jugador pone, como efecto secundario de ciertas acciones, agua en la Vacuola. Quien gana de lleva además algo de puntos

Así que como veis el juego tiene sus cosillas interesantes. Aquí se aprende pero también se juega.


OPINIÓN PERSONAL

Complejidad

No es un juego complejo mecánicamente. Está un poco por debajo del euro medio para un jugón. La obtención de cada recurso viene de una única vía, lo que simplifica las decisiones. Si quiero agua pues pongo una ficha de acción en la casilla de arriba, y si quiero ATP necesito proteínas, no hay más. Las cartas, y en menor medida el árbol de la planta, serán las que vayan determinando qué te interesa más obtener.

No se compite en varios medidores para obtener puntos, algo habitual en los euros. Los puntos se obtienen o construyendo la pared vegetal o jugando cartas, pero no hay competencia para ello, cada uno libra su propia batalla. La IA ocupa casillas de acción al igual que tú; normalmente eso no impide que puedas obtener el recurso que ha ocupado, pero obtendrás menos por ello, así que es una pequeña interacción que hay que tener en cuenta.

En resumen, que no es complejo, y seguramente se quede corto a muchos jugones. Su fuerte está en el tema.


Temática

Primero, ¿hace falta saber de biología para jugar o disfrutarlo?, no. No es un Eklund en el que tengas que estudiar el volumen 1 del Compendio Fundamental de la Biología Vegetal. Viene un librillo explicativo de los principales corpúsculos una planta, y cómo se ha trasladado al juego, pero no es necesario leerlo.

Ahora bien, para disfrutar más el juego sí que conviene leer el librillo, con eso es más que suficiente. Se lee muy bien y no es demasiado extenso, lo justo para ponerte en situación sin aburrir, que hemos venido a jugar.

La relativa baja complejidad de las acciones en realidad obedece precisamente a la temática. Por ejemplo, los Xilemas transportan el agua por la planta, y eso es lo que obtenemos con su casilla, agua. En los Ribosomas se realiza la síntesis de Proteínas, y justo eso es lo que ofrece el juego. Seguro que las acciones se podrían haber complicado, añadiendo algún efecto que ocurre en la realidad, pero quizás se habría perdido la claridad de conceptos teóricos que tiene el juego. Depende de lo que más te tire, si la temática o la mecánica, serás más duro con esta sencillez de acciones.

De todos modos no quiero dar la impresión de que el juego está exento de decisiones. Sobre todo se centran en qué cartas adquirir, y luego también en gastar los recursos en el momento adecuado. Algunas cartas, llamadas de Especialización, dan puntos al final de la partida. Se llaman así porque la puntuación que otorga cada una se basa en algo diferente, bien las cartas azules que hayas conseguido, las naranjas, tu posición en el árbol, etc.

Por ejemplo están las cartas naranja de Enzimas y una carta de especialización que puntúa acorde al n° de enzimas que has acumulado. Si la tienes te interesa conseguir muchas enzimas, pero no sólo por eso sino porque tienen un detalle curioso. Cuando juegas una enzima puedes conseguir una bonificación de las enzimas que hayas jugado anteriormente, creando efectos bastante tochos. Pero no es tan fácil conseguir eso ya que primero puede que no sea no barato jugar la carta, y luego has de emplear Proteínas para rejugar el resto, lo que hará que quieras ocupar la casilla que da más Proteínas antes de que te la ocupe Ivy.

Al jugar la carta ADN Polimerasa puedo gastar hasta 3 proteínas (cubito rojo) para reutilizar las cartas de enzima previamente jugadas

MODO SOLITARIO

Desconozco porqué se llama Ivy pero funciona de lujo. Te tienes que hacer a sus detalles ya que sus acciones, aún siendo completamente coherentes con el juego, tienen alguna modificación y alguna ventajilla. Con coherente me refiero a que no hace cosas fuera de lugar o suma puntos por su cara bonita, juega prácticamente igual que una persona.

Me parece un bot bastante logrado. Funciona mediante un pequeño mazo de 7 cartas, a las que se añadirán otras 6 durante la partida. La carta le indica una serie de acciones, de las que ejecuta la primera que pueda. Hasta ahí todo normal, un bot clásico podríamos decir 🙂

Peeeero, lo bueno está en las cartas que añades. 4 de ellas son siempre las mismas, algo así como cartas de nivel II, que se incluyen al llegar a cierto punto de construcción de la pared celular. A partir de ese momento ya puede usar las cartas de componentes celulares que habrá ido acumulando, y es entonces cuando empieza la fiesta. Seguirá realizando acciones igual que antes, aunque ahora con más diversidad de opciones, pero además podrá jugar una carta de su mano igual que haces tú, empezando a sumar puntos de forma más continua.

Y dejo lo mejor para el final. Ivy tiene un pequeño tablero, bueno, es una cartulina, donde hay una rejilla y su propio árbol de crecimiento:

Abajo una muestra de sus cartas de acción

Su mini árbol le dará Agua o CO2 como a nosotros, y la rejilla está para ir marcando hacia donde se está especializando. Cada vez que coge una carta se acerca a la especialización de ese tipo de carta, o cuando crece en el árbol:

La ficha empieza en la casilla central, equidistante a las cuatro especializaciones. Aunque la foto está equivocada (tendría que haber desplazado la ficha hacia la derecha) sirve para hacerse a la idea

Cuando la ficha llega a uno de los laterales coloreados, se especializa en en ese aspecto, lo que implica que coge una carta y la añade a su mazo. Así que al final tendrá un mazo de 13 cartas:

La especialización se nota bastante, no sólo por la carta, que al fin y al cabo aparecerá unas pocas veces, sino por la bonificación que obtiene Ivy, bien en la puntuación final o bien al principio de cada ronda, de forma semejante a como te sucede a ti durante la partida.

Lo que sí he notado es que es más fácil que se especialice en Enzimas (cartas naranja) ya que hay más cartas de ese tipo en el mazo general. Supongo que hay más porque precisamente depende de la acumulación de cartas de enzimas. Habría estado bien que hubiesen tenido ésto en cuenta para dar igualdad de oportunidades a la estrategia de crecimiento, su opuesto, más que nada por la variedad; Ivy se ha especializado en Crecimiento 1 de las 5 partidas, y el resto en Enzimas. Pero es un pequeño detalle que, si quieres, puedes solucionar jugando en modo difícil para añadirle cartas de especialización de inicio; le pones una de crecimiento y listo. Y listo para perder XD

Respecto a la dificultad de victoria he jugado en modo normal y las partidas han estado súper emocionantes, tanto en la puntuación final como durante la partida. Menos mal que Ivy no juega cartas de componentes celulares desde el principio…

En resumen, me parece un bot muy logrado con el que realmente tienes la sensación de estar jugando contra alguien, dando partidas muy reñidas, y con el modo difícil para un mayor reto.


Variedad

Empiezas sin recursos, y el agua y CO2 son necesarios para empezar a funcionar, así que las primeras acciones van a ir destinadas a ello. Si ves una carta que te puede interesar, y es barata, seguramente la cojas, iniciando así la diversificación de la partida, a la que contribuyen las acciones Ivy. Pero la variedad entre partidas tampoco diría que es muy marcada; no hay objetivos variables o algo similar. Las partidas cambian pero no radicalmente.

Hay una forma de modificar la partida y es usando el reverso del tablero de Planta, el Manglar. Modifica las recompensas al ir avanzando, lo que afectará a la partida evidentemente. No afecta a Ivy, pero no he visto que el Manglar te favorezca o perjudique, es otra forma de crecimiento.

Y luego hay un pequeño escenario que no he probado.


Conclusión

Un juego con una temática interesante y bien plasmada. Recomendable para Solitario por su buen bot. La rejugabilidad y variedad no es tan alta como pueda ser en otros euros, por la propia limitación de las mecánicas, aunque tampoco es un juego simple. Sus fuertes son la temática y el bot. No es top pero divierte y enseña, al menos a mí que se me ha olvidado todo lo del colegio…🙈

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba