Reseña BURY ME IN THE RIFT (2018)

  • Autor: Matthew Bishop
  • Editorial: THE GAME CRAFTER
  • N° Jugadores: 1
  • Complejidad: Media
  • Partidas Jugadas: 5
  • Duración de Partida:
  • Idioma: Inglés
  • Precio aprox: 15€ (+ traerlo de importación)

VISTAZO GENERAL

Se trata de un pequeñito juego táctico con campaña. Tienes que defender la ciudad de los Monstruos que la atacan, manejando para ello a 2 Mechs. Si sobrevives al menos con uno de ellos 5 turnos pasas al siguiente Escenario, obteniendo mejoras para tus Mechs/Pilotos.

Preparación inicial. Para lo poco que tiene resulta bastante vistoso

MONSTRUOS

De los disponibles, coges 3 al azar. Todos tienen su versión normal y su versión Alfa, más potente en todo (vida, daño…). Casa Monstruo tiene su estilo de ataque: a distancia, cuerpo a cuerpo, embestida…

La versión Alfa viene indicada en el medidor de la derecha y la parte de abajo de cada carta

MECHAS/PILOTOS

Siempre se juega con dos parejas. Es recomendable elegir el Mech propio de cada Piloto, pero si quieres puedes variar.

Vienen representados en el Mapa por un cubo, cuyo valor indica su vida restante. El bajo valor ya va indicando que es mejor que no recibas daño…

Los Meeples son, por descarte, los Monstruos

Empiezan con su habilidad/ataque básico, pero a medida que cumples objetivos en los Escenarios podrás ir desbloqueando más:

Derecha con todo desbloqueado

MAPA Y OBJETIVOS

Mapa

Está formado por un par de cartas, cuyas casillas son los espacios por los que se mueven las unidades. Habrá Edificios que tienes que defender, Montañas infranqueables, Agua letal para los Monstruos (no me preguntéis porqué), Bosque y Desierto que interaccionan con el fuego, y alguna Casilla Especial con reglas específicas.

Objetivos

El propio Escenario te indica la configuración de Objetivos, que modifican un poco el desarrollo de la partida. No es que los Objetivos sean siempre los mismos para cada Escenario, sino el tipo, ya que la elección final depende del Mapa, que se coge siempre aleatoriamente.

Aquí por ejemplo tenemos que conseguir que no destruyan el Lanzamisiles y que el Terremoto elimine a un monstruo

COMBATE

Resulta cuando menos curioso, ya que no sigue el típico esquema movimiento+ataque de un bando y otro, sino que se entremezclan:

  1. Mueven los Monstruos
  2. Mueve y Ataca el jugador
  3. Atacan los Monstruos

Lo más curioso de este sistema es que cuando los monstruos se mueven fijan un objetivo, siguiendo una serie de prioridades. Puede ser un edificio o un Mech. Pero después, al moverte, ¡los monstruos no rectifican su dirección de disparo!. Si apuntaban hacia delante y ya no estás ahí, disparan al vacío; es más, si ahora hay un enemigo en esa dirección ¡le disparan!. Les da igual 8 que 80.

Ésto puede resultar extraño. Bueno…¡es extraño!, pero después comentaré qué me parece.

En medio de esta secuencia de ronda aparecerán más monstruos, hasta un máximo de 4 en el Mapa. Primero se marca dónde van a aparecer, y en la ronda siguiente aparecen, lo que te permite prepararte.

El cubito rojo indica dónde aparecerá el Monstruo

VALORACIÓN PERSONAL

Según el propio autor, el juego está basado en el videojuego Into the Breach de la Nintendo Switch (¡toma rima!), y viendo alguna imagen ya estéticamente tienen cierta semejanza:

Me ha sorprendido mucho la carga táctica que tiene. Y aquí es donde entra el extraño orden de turno que comenté antes.

El que los monstruos fijen objetivo pero no disparen hasta que tú actúas te permite evitar…no, más bien te plantea una amenaza que has de resolver. Los Mechs tienen muy poca vida, y los Edificios se convierten en ruinas con 1 único impacto. Perder edificios puede que te haga no cumplir algún objetivo, por no hablar de que tienes un n° limitado de ruinas. Así que has de evitar a toda costa recibir impactos. De hecho, es mucho más importante eso que matar a los enemigos, puesto que no recibes recompensa por ello.

Así que lo que debes hacer en tu turno es, obviamente, primero evitar las trayectorias de disparo enemigas. Y luego hacer lo posible para que los edificios no reciban daño. Para ello resulta muy útil la capacidad que tienen algunos Mech de empujar a los enemigos. Si con ello consigues que se den entre ellos o que caigan al agua mejor que mejor.

También es importante usar en tu favor los efectos que el fuego provoca, ya sea como daño directo o como pantalla de humo que impide ser localizado. Y no sólo el fuego, ácido y hielo también son efectos que entran a veces en juego; depende del Mapa y de las unidades presentes.

Personalmente el que los enemigos no varíen su dirección objetivo, aunque me resulte extraño, no me saca de la sensación de combate. Lo veo como una programación que tienen como máquinas que son.

Destaca en el juego la dificultad de victoria, bastante alta lo que en un juego de campaña puede frustrar un poco porque tienes que empezar de nuevo. Pero yo soy un paquete así que no os asusteis (lo justo). No sólo influyen tus decisiones sino también la suerte que tengas en la colocación de los enemigos y qué enemigos salen. Hay veces que parece imposible salir airoso, y quizás sea así.

Creo que es un juego original y que ofrece bastante con muy poco. Lástima los gastos de envío, que encarecen bastante el precio. Sería un juego ideal para imprimir por tu cuenta, pero creo que no existe esa posibilidad. Desde luego ni en The Game Crafter ni en Boardgamegeek están los archivos.

Entrada en bgg

(Portada del videojuego)

2 comentarios en “Reseña BURY ME IN THE RIFT (2018)”

    1. El caso es que lo vi hace unos días precisamente. Me dije: “¡Mira, si lo hubiese sabido antes!”. Gracias por el aviso 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba