Reseña IMPERIUM CLASSICS/LEGENDS (2021)

  • Autores: Nigel Buckle, Dávid Turczi
  • Ilustrador: Mihajlo Dimitrievski
  • Editorial: OSPREY GAMES
  • N° Jugadores: 1-4
  • Adaptabilidad a Solitario: 5/5
  • Complejidad: Media-Alta
  • Partidas Jugadas: 8
  • Duración de Partida: 90-120 min
  • Idioma: Inglés, Francés, Alemán
  • Precio aprox: 32-35€

VISTAZO GENERAL

Enfrentamiento 1vs1 entre conocidos Imperios de la historia de la humanidad. Puedes elegir la caja de Imperios clásicos: Romanos, Griegos, Celtas, Persas… o la de Imperios legendarios: Atlantes, Arturianos… El juego es exactamente el mismo, de hecho se pueden combinar las cajas para ampliar las opciones de enfrentamiento.

El juego en sí es un Construcción de Civilización con cartas, con un componente de Construcción de Mazo y destacando la asimetría de las facciones. Más bien habría que decir un Recreación de Civilización, ya que durante la partida cada Imperio hará un pequeño recorrido por personajes o hitos asociados a él, desbloqueando cartas que añadirá a su mazo, y cada uno, a través de su mazo diferenciado, haciendo énfasis en ciertos aspectos de las mecánicas del juego.


CREACIÓN DEL IMPERIO

Casi todos empiezan como Bárbaros, con una mezcla de cartas propias y de cartas iguales a las de otras facciones.

Sin entrar en mucho detalle, irás usando tus cartas con las 3 acciones disponibles por turno. Cuando el mazo se acaba se incluye una carta nueva de tu mazo de Reino, hasta que se llega a una especial llamada de Ascenso, que hace que pases de Bárbaro a Imperio y que puedas ir adquiriendo las Cartas de Desarrollo, que son las que incluyen los aspectos más prototípicos de dicha civilización:

En la civilización egipcia, la Unificación te da acceso a cartas como Ramsés II, el Obelisco o el Embalsamiento

Estas cartas te darán más ventajas que las que tenías hasta el momento, o puntos de victoria. Pero no es fácil conseguirlas ya que deberás gastar recursos, que no se caracterizan por ser muy abundantes.


CARTAS DISPONIBLES

Te encontrarás en la oferta con cartas de diverso tipo desde el principio. Las más fáciles de obtener son las de Región, que te suelen dar recursos (comida o población); son la base. Siendo todavía Bárbaros, podrás usar también las cartas Incivilizadas. Y ya cuando te conviertes en Imperio podrás usar las Civilizadas, similares a las anteriores pero históricamente más recientes.

También están las de Tributo, que son pueblos que adhieres a tu civilización y te ayudan, y las de Fama, hechos memorables en tu desarrollo, complicadas de conseguir pero que dan muchos puntos.

De izq a dcha: Reino, Incivilizadas, Civilizadas, Tributo y Fama

Si os fijáis, algunas cartas tienen un símbolo rojo (Bárbaros) y otras uno azul (Imperio), indicando en qué etapa de tu evolución las puedes usar. Eso no quiere decir que no las puedas adquirir.

Comento todo ésto para que veáis la estructura que va a seguir vuestra civilización.


BOT

Está personalizado para cada civilización, según una lista de acciones de las que se elegirá una acorde a la carta que se descubra.

El dado se lanza y sirve para determinar la carta que no usa el bot (aunque si sale un 6 mala suerte porque usará las cinco disponibles)

Mientras tú normalmente haces 3 acciones, el bot hará 4 o incluso 5. He de reconocer que al principio se me hizo un poco pesado tener que estar mirando qué acción realizas con cada carta. Son acciones sencillas (robar, descartar, coger recurso…) pero tienes que consultar la lista. Luego se me ha hecho más llevadero porque ya no se añade saber cómo funciona el juego y consultar además su terminología.

Y es que el juego tiene una forma de manejar los mazos un tanto peculiar, a lo que se suma que has de interiorizar ciertas palabras y acciones. A ver, no se me levanten de los asientos porque no es gran cosa, pero sí que en las dos primeras partidas vas a ir bastante más despacio.


VALORACIÓN PERSONAL

Inconvenientes

En general lo veo un juego bastante recomendable, aunque tiene ciertos aspectos que pueden echar para atrás a más de uno y que conviene tener en cuenta:

  • Preparación. Más que la preparación en sí, lo que se hace pesado es separar, una vez acabada la partida, las cartas por tipo, que se han ido juntando al formar los mazos de los jugadores. El resto se hace bastante automático, y hay poco más aparte de las cartas
  • Espacio en Mesa. Ya la preparación inicial necesita cierto espacio para colocar la oferta de cartas (la tuya y la del oponente) además de ambas zonas de juego (carta de facción, mazo, descarte, cartas de nación, cartas de desarrollo y carta de estado). Pero ese espacio se verá aumentado por la creación de tu civilización, ya que hay cartas que al jugarlas se mantienen en mesa
Final de partida con los Qin
  • Mantenimiento de la IA. Has de consultar cada carta. Si juegas contra la misma facción terminarás aprendiéndote algunas de las acciones, pero cuando cambies no te servirá de mucho. De todos modos la consulta, aunque constante, es rápida
Podéis ver las dos listas de los Cartagineses: una para cuando son Bárbaros y la otra para cuando se convierten en Imperio
  • Vaivén de fichas. Algo también constante es el manejo de fichas al obtenerlas o gastarlas por la activación de las cartas. A veces parece que estás manejando un ábaco, lo que ralentiza un poco la partida
Algunas cartas las puedes Agotar para ejecutar su efecto
  • Suma final de puntos. Aunque a lo largo de la partida se van obteniendo puntos de desarrollo, son sólo una parte del total. Al final has de ir sumando los puntos que te dan las cartas que has ido obteniendo, algunas de las cuales tienen puntuación variable que has de revisar (ej: 1 punto por cada 2 regiones). La puntuación del oponente es algo más rápida pero también has de ir mirando las cartas y sumando, con unas puntuaciones que pueden llegar a los 100 o más puntos
  • Duración de Partida. Cuando ya sabes cómo funciona el juego y tienes los conceptos claros la partida no baja de la hora y media (contando preparación y recogida)
  • Detalles. Pese a que tiene pocas reglas muchas cartas interactúan entre sí, otras se activan al final de la ronda y otras las puedes activar una vez por ronda estando ya en mesa, con continuos descarte y robo de cartas. Has de estar pendiente de que no se te escapa nada, y sobre todo de usar lo que tienes de la mejor forma
Con los Jeroglíficos puedes poner una carta en tu Historia, que sirve para sacarla del mazo; algunas incluso puntúan sólo estando alli. Y con la Riada del Nilo puedes descartar una carta para obtener Comida o conseguir una carta, tú decides

Temática

Una vez dichas las cosas que pueden resultar negativas vayamos con lo mejor que tiene el juego: la personalización de cada civilización.

No os vengáis arriba con ésto esperando narratividad o algo así. Son cartas, y sin texto de ambientación. Pero con las imágenes/título sumado a conceptos y personajes más o menos populares, y sobre todo con lo bien que está todo relacionado en cada civilización y lo distintas que son entre sí, hay más que suficiente.

He jugado con o contra casi todas las facciones de ambas cajas, y en cada una la progresión es distinta, así como el manejo que tienes que hacer de las cartas y recursos. (Además, la carta que representa a cada una tiene tiene una habilidad, o más bien dos porque cambia un poco por el reverso.)

Por ejemplo, los Celtas…

Mediante la Conquista se hacen con Brittania, Hibernia…para obtener así oro con el que desarrollan los Carros, la Cota de Malla…

Otro ejemplo, la Dinastía Qin:

Desde las tierras de Zhou y con la Escritura ya desarrollada, buscan la Gloria, teniendo que sofocar frecuentes Revueltas. Para proteger su imperio construyen una Gran Muralla, desarrollando posteriormente las Matemáticas y la Metalurgia, y dejando figuras como el Emperador Shi Huang o el Rey Wu, así como los famosos Guerreros de Terracota

Tampoco tienes que crearte una historia, eso es un poco cosecha mía. Sólo el ver pasar las cartas ya resulta evocador. Y aunque eso te dé igual, la interacción que tienen entre sí es de por sí interesante.

Por ejemplo, una opción que tienes al desplegar una Región es ‘acuartelar’ allí alguna carta. Pongamos que pones a un caballero jugando con los Artúricos. Pues luego puedes jugar al Rey Arturo para descartar al caballero y conseguir una carta nueva. O puedes acuartelar a Arturo y jugar a Ginebra, su esposa, que te da un efecto extra si los descartas.

Sí, Guennuvar es Ginebra

Así hay muchos ejemplos, no sólo con cartas acuarteladas sino si están en el descarte, o en juego, o alguna pequeña interacción con el oponente (quitarle algún recurso).

También hay civilizaciones que se salen del esquema normal de evolución. Por ejemplo, los Utópicos no tienen cartas de nación ni de desarrollo, únicamente el pequeño mazo inicial que deberás gestionar para ir avanzando hacia su búsqueda de Shangri-La. Resulta muy temático, aunque es de las facciones más complejas de manejar ya que la gestión que has de hacer está un escalón por encima.

Creo que el juego tiene detrás un trabajo impresionante, para lograr esa diferenciación de civilizaciones y que todas funcionen.


Dificultad

De reglas es muy sencillo. Lo único es que te tienes que hacer a la mecánica de que haya varios mazos e interiorizar ciertos conceptos clave. Pero una vez conseguido se juega sin problema, con la fluidez que te permita tu toma de decisiones.

En cuanto a complejidad del juego ya es otro cantar. No he ganado ninguna partida hasta el momento 😂😅🥺. De hecho en algunas me han metido unas palizas de campeonato. Bueno miento, gané una partida, pero cometí algún error así que no cuenta.

La IA va acumulando puntos de progreso y cartas con facilidad, mientras que tú has de crear un motor que funcione, y no es nada fácil. Primero has de conocer bien tu civilización, sus cartas, combos, sus posibilidades, y conseguir desarrollarla lo más rápido posible ya que esas nuevas cartas son las que marcan la diferencia. Y luego complementar ésto con cartas de la oferta. Lo dicho, nada sencillo, pero muy gratificante. Y hay 5 modos de dificultad (el explicado en las reglas es el 3) para que la modifiques al gusto.


Rejugabilidad. Comparación Classics/Legends

Ya sabréis por dónde van los tiros. Entre las 8 civilizaciones de cada caja, la gran variación entre ellas, la dificultad de victoria y la complejidad de sacarle el mayor rendimiento a cada facción, hay juego para mucho mucho tiempo.

En cuanto a la comparación entre ambas cajas la única diferencia es la dificultad media de las civilizaciones:

  • Classics: 2 sobre 5 (ninguna es de complejidad 5)
  • Legends: 3,2 sobre 5 (ninguna es de complejidad 1)

Así que Legends es más compleja, el resto es completamente igual. Puedes competir contra una civilización de la otra caja sin problema, aunque has de elegir qué mazos de cartas vas a usar, no se combinan ya que el número de cada tipo está predefinido.

Por cierto, lo de Legends hay que cogerlo con pinzas porque es así a medias. Tienen a los Utópicos, Atlantes y Artúricos pero ahí se acaba lo legendario, el resto son civilizaciones normales.

Una última cosa. Si estáis pensando: “Dos cajas…cartas…meto todas en una y listo, menos espacio 😁👍🏼. ¡Error!. La caja viene con una cuna de plástico con un hueco identificado para cada civilización y tipo de carta. Así que olvídate. Caben enfundadas, pero si quieres que las esquinas de las fundas no queden apretadas has de usar fundas pro-fit (63,5×88 más concretamente).


Conclusión

Me parece un excelente juego, pero has de saber dónde te metes. No es un juego de partidas esporádicas; o mejor dicho, para sacarle partido a una civilización le tienes que dar unas cuantas partidas. Aunque seguirá siendo entretenido.

Si los posibles inconvenientes comentados más arriba no lo son para ti, te gusta la gestión y te pone Turczi, no sé a qué esperas. Un gran juego que seguramente se vaya asentando con el tiempo entre la comunidad jugona, y a un precio asequible.

(Nota general sobre 5)

4

Entrada en bgg:

Enlaces de Compra (en stock a 15/07/2021)

Classics

Legends

8 comentarios en “Reseña IMPERIUM CLASSICS/LEGENDS (2021)”

    1. Muchas gracias 🙂. Si te gusta el rollo del juego y no te importan los inconvenientes que tiene, es bastante bueno

  1. Gran reseña Amanda.
    Comparto gran parte de tus opiniones.
    Algo que me llama mucho la atención del juego es que es muy difícil ganar si no juegas contra la IA. Si pretendes ir a lo tuyo te fulmina. Al menos en mis partidas y con el Classic.
    Abrazos.

  2. Puf, me has subido el interés por el juego, y eso que quería deshyperizarme porque no doy a basto con los que ya tengo…

    El juego a priori me mola mucho por estética, temática y, tras tu reseña, por mecánica, pero no me lo había planteado como solitario. Lo veo más bien como juego de enfrentamiento.

    Una pregunta: Dices que una partida en solitario ronda la hora y media, que no es poco. ¿Te “llena”? Lo digo porque a mi me cuesta mucho conseguir tiempo para jugar, y en hora y media me echo una al Robinson Crusoe (o Mage Knight si apuro) que me dejan satisfechísimo. ¿Éste te compensa por lo que dura?

    1. Buenas. Con una partida tienes suficiente, son más o menos densas. De todos modos te va resultar difícil encontrarlo, sobre todo el Classics. Pero seguro que salen en breve de segunda mano, ya que no creo que guste a todos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba