Primera Impresión YUKON AIRWAYS

2019. En español por Ludonova
  • Autor: Al Leduc (Cupcake Empire)
  • N°Jugadores: 1-4
  • Adaptabilidad al Solitario: 3/5
  • Complejidad: 2,5
  • N°Partidas Jugadas: 2
  • Duración de Partida: 40 min
  • Precio: 40-45€

VISTAZO GENERAL

El Yukón es una región de Canadá, al este de Alaska. Significa Río Grande, y fue escenario de la Fiebre del Oro del Klondike en 1897.

El juego nos traslada al siglo XX, cuando Andrew Cruickshank fundó la empresa de transporte en hidroavión Yukon Airways. Al Leduc, el autor, es su hijo, y el juego es su personal homenaje. Su padre no lo pudo ver terminado, ya que murió en 2014.

En el juego emularemos a Andrew, llevando a turistas a visitar distintos puntos del Yukón. La mecánica será la de Recoger y Entregar (pick&deliver), con cierta gestión del combustible, de las mejoras del avión y de las cartas que nos servirán para llegar a nuestro destino y recibir ciertas bonificaciones. Cuanto más lejos llevemos a un turista más dinero obtendremos, además de tener en cuenta si dicho destino es de interés para el turista. Al final de la semana sumaremos todo el dinero acumulado y lo compararemos con una tabla para ver lo bien que lo hemos hecho.


DESPEGAMOS

Preparación Inicial

Partimos cada ronda de Whitehorse:

Lo primero será Elegir a los Pasajeros (Dados) que queremos llevar. Al principio sólo podremos transportar a los del mismo color, además de otras limitaciones de combustible o de cartas que podremos ir desbloqueando, junto con alguna que otra mejora, a lo largo de la partida:

Recojo a los dos pasajeros Rosa. Si un pasajero está en otra puerta, deberemos pagar el coste de traerlo a la nuestra
Según la puerta de embarque recibiremos cierta bonificación; en este caso, una carta

Ahora hay que Elegir el Destino mirando al mapa y según las cartas de tiquet que poseamos. En la elección de los dados tendrá mucha importancia dónde queramos ir, por una cosa muy curiosa…y es que cada turista (dado) es de un color concreto porque eso indica digamos que sus gustos. Así que si lo llevamos a un destino de su color obtendremos una mejora para nuestro avión.

Y con los pasajeros en el avión…¡despegamos!

El primer pasajero va hasta Skagway. Como hemos usado 2 cartas más con el mismo símbolo (bidón) nos dan combustible (podría haber sido dinero o cartas con otras cartas), estilo Risk
Nos ha costado 1 de combustible llegar (la distancia desde Whitehorse viene indicada dentro del círculo)
(Skagway)

Nos queda el segundo pasajero. Watson Lake es un destino interesante para él (tiene cubito de su color rosa) así que estaría genial llevarlo allí. ¡Pero no tenemos tiquet para ese destino!. No pasa nada, que no cunda el pánico; podemos gastar 3 cartas cualesquiera como si fuesen de cualquier destino. Y para allá que vamos…

Esta vez nos cuesta 3 de combustible llegar,pero contamos con el fuel extra del destino anterior así que no hay problema. La bonificación de fuel nos permitirá llegar a destinos cuya distancia excede en principio la capacidad de combustible del depósito
Otro cliente satisfecho en Yukon Airways
(Watson Lake)

Una vez hechos los viajes volvemos a Whitehorse (sin gastar combustible) y pasamos al día siguiente. Pero antes recibimos dinero por el lugar más lejano al que hemos ido en este viaje, y quizás alguna recompensa por unas cartas de bonificación que están presentes toda la partida:

3$ por haber un turista rosa en el segundo viaje, y 3$ más por llegado a Watson Lake

Así transcurre el juego durante 6 rondas (de Martes a Domingo). Cada vez habrá menos cubitos en el tablero, y seguramente estarán en destinos más lejanos, por lo que necesitaremos más combustible. Para ayudarnos, iremos mejorando nuestro hidroavión (más cartas, poder llevar a 2 pasajeros con un solo tiquet, usar cartas a modo de combustible,…).

Tablero personal al final de la partida, con varias mejoras realizadas en el avión (interruptores en posición ON y manilla de las esferas avanzada) y todos los pasajeros que hemos transportado

PRIMERA IMPRESIÓN

A este juego le tenía muchas ganas. Lo poco que he probado que toca la mecánica de Recoger y Entregar (Helionox Deluxe por encima, y más a fondo Far Space Foundry) me ha parecido entretenido, con una interesante gestión a la hora de elegir qué transportar y que proporciona cierta satisfacción al cumplir un envío, lo que contribuye a la diversión general del juego. Y puede que las expectativas hayan jugado en su contra.

Realmente Yukon Airways va en esa misma linea. La gestión no es especialmente exigente, pero se realiza toda de golpe al principio de la ronda, ya que en la elección de qué pasajeros (dados) llevar en el avión habremos de valorar, en qué puerta de embarque vamos a situarnos, dónde los vamos a llevar, qué tiquets vamos a usar, el combustible que necesitamos, si es posible llevar algún pasajero a su destino preferido o si podemos conseguir alguna bonificación o mejora para el avión. Podemos recoger y entregar pasajeros sin complicarnos demasiado, pero si realmente queremos sacar partido al juego y conseguir una puntuación aceptable tendremos que apurar nuestras opciones y darle vueltas a la cabeza. Como digo, no es muy muy exigente, porque las posibilidades de elección se limitan debido a los cubitos disponibles en el mapa, que van disminuyendo, y a las limitaciones de nuestro avión. Y a medida que vamos mejorando el avión va habiendo menos destinos, así que las posibilidades se mantienen en un rango relativamente bajo.

(Mapa al final de la partida)

El problema es que hacemos lo mismo de principio a fin. Los cubitos del mapa varían completamente entre partidas, pero la sensación de desarrollo es muy similar: al principio irás a sitios cercanos, harás alguna mejora de las ‘prioritarias’ (la que te permite llevar a 2 pasajeros con un solo tiquet es muy bruta, y aumentar las cartas disponibles es obligado, así que seguro que las elegirás al principio) y dejarás para el final los lugares más distantes. Que haya ciertas mejoras para mí mejores que otras hace que sigan una evolución un poco predeterminada. No me ha dado la sensación de que vayas a variar mucho qué mejorar según la disposición del mapa o tus cartas. Son mejoras buenas o menos buenas independientemente del resto de variables del juego. Sé que 2 partidas son pocas para valorar pero es la impresión que me ha dado. Está bien indicar que en la segunda partida mi puntuación estuvo por encima de 80, que no está mal. Lo digo para que no se piense que no profundicé en el juego o se me dio mal y por eso mi valoración ha bajado.

Las 3 cartas de bonificación de ronda que se sacan al principio de la partida se mantienen a lo largo de la misma, marcando mucho su desarrollo. Creo que habría sido preferible variarlas entre rondas, o al menos cambiarlas en algún momento.

Realmente la mecánica le va perfecta al juego, así que si te mola el rollo transporte creo que te gustará. Sí que he tenido la sensación de ser un piloto de avión llevando a ilusionados turistas de viaje por Yukón. Pero me resulta un poco repetitivo. Me falta algo que se salga de ese recoger y entregar.

Creo que un bot que compitiese contra ti habría podido resolver un poco esa repetitividad, pero Turczi está que no da a basto el pobre. El Solitario no creo que sea su mejor modo; le falta para ello variedad o profundidad en la gestión.

6,2

En cada tablero de personaje aparece una foto real de su familia. Realmente el trasfondo emocional del juego y el homenaje del hijo al padre resulta muy llamativo

Entrada en bgg

Entrada en web de Ludonova

Reglamento (Castellano)

1 comentario en “Primera Impresión YUKON AIRWAYS”

  1. Gran reseña.
    Seguiremos ahorrando para prepararnos para lo que se avecina: Gloomhaven, Dawn of the Zeds, Nemos war…

Responder a Leopoldo Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba