Partida al DAWN OF THE ZEDS 3ed (Parte 2 y final)

Nivel IV: Walking Zeds

Viene de AQUÍ

(Nota: en la realización de esta partida, ningún Zed real ha sufrido daño, ni físico ni psicológico, cumpliendo con los estándares de la Asociación por la Defensa de los No Muertos.)

TURNO 10

Llega un Héroe

Nuevo brote (aunque esta vez no de Super Zeds) en la Montaña, nuestra principal amenaza ahora mismo con un Zed Berserker, un Zed2 y un Zed6.

¡No me lo puedo creer!. Los Refugiados vuelven sobre sus pasos para recoger unas últimas cosas… poniéndose en grave peligro. Por suerte no había ningún Z cerca, al menos de momento:

(Carta de Destino debido al Brote)
Los refugiados retroceden…


¡Y al fin buenas noticias!…Nos comunican que ha aparecido una nueva Heroína en la Montaña, lejos de la ciudad, a ayudar con el asedio…Alyssa Darling:

Alyssa Darling
Hija de un especialista de Hollywood y de una gimnasta china, Alyssa Darling tiene la belleza de su madre y La audacia de su padre. Aunque creció en América, de niña a menudo visitaba a su abuelo, maestro de una Orden Taoísta secreta que la entrenó intensivamente en varias artes marciales. Alyssa también aprendió a hablar con fluidez el chino Mandarín, Wu y Cantonés, además de ser una profunda conocedora de la cultura china. Cuando creció, su entrenamiento, belleza y encanto le permitieron socializar fácilmente con la élite del Gobierno chino, donde actuaba como espía para la Orden de su abuelo, sonsacando y deteniendo a los oficiales corruptos que estaban oprimiendo a la gente. Cuando comenzaron los rumores de un brote de Zeds en China, su abuelo tuvo una visión: “Debes regresar a América”, le dijo. “Preveo que te necesitarán en un lugar llamado Farmingdale; allí puedes aprender y exponer la verdad.”

No pierde el tiempo, y con un Golpe Asesino hace retroceder al débil Zombie que deambulaba por allí, sin apenas despeinarse.

Continúa hasta el Paso del Zurdo (Lefty’ Pass), restaurando el orden. Y allí se queda esperando, al acecho…


Mr. Johnson coge una buena posición de tiro y dispara su escopeta contra el Berserker, demostrando de nuevo que eso sí es lo suyo, ablandando al Zed a base de cartuchos:

Y “Xeno” continúa experimentando con humanos, lo que coincide curiosamente con la desaparición de civiles… Mientras el asunto se esclarece, nos ofrece la Anti Hormona del Crecimiento, que nos permite convertir al Berserker en, a su lado, un tierno corderito:

<¿A quién no le gusta el bacon? . Un cerdo enfermo arrollado por un camión y calcinado en el accidente emitía un olor tan tentador que un descarriado grupo de extraños Zeds se dieron con él un festín, y las historias sobre Zeds enfermando llegaron al laboratorio como un rumor que puede que merezca la pena investigar. Los científicos lo toman como meras chorradas.>

TURNO 11

Elwood Berra llega al Hospital

Nos llega recién salido de la Universidad el cerebrito Elwood Berra, cuya labor en el Hospital seguro que es fructífera (al final de cada turno reduce el nivel de infección).

Si Johnson había preparado el camino, Carter es el que lo recorre, enfilando el camino de la Montaña en busca de un nuevo cargamento, y expulsando a los Zeds (antiguo Berserker) de la Zona de Acampada. Y “Xeno” se ha quedado sin pacientes con los que experimentar en el Hospital, así que vuelve al Laboratorio.

TURNO 12

¡Llega la Guardia Nacional!

…con su inconfundible sonido de hélices proveniente de los Suburbios…

…No muy lejos de allí, y por razones desconocidas, el Puente Colgante de Farmingdale se derrumba. No hay que lamentar heridos, digamos que el tráfico no es muy fluido últimamente…, pero ésto dificultará tanto el envío de apoyo a la zona como el regreso de los Refugiados. Confiemos en que la Guardia Nacional se valga por sí sola.

TURNO 13

Zeds Inteligentes

Movimiento Zed en los Suburbios, pero ahora está la Guardia Nacional que, junto con los Civiles de Beauxville, les dan duro a los Z, en una maniobra envolvente clásica.

Te ocupas de unos y llegan otros…pero diría que éstos no se comportan igual que el resto; parece como si respondiesen a lo que hacemos mostrando rastro de…!¿¿inteligencia??!. Sea como sea, habrá que tener cuidado con ellos.

La Guardia Nacional emplea bastante munición, pero merece la pena y podemos permitírnoslo:

De munición bien pero de suministros…

En el extremo opuesto Carter pisa a fondo y ahora no se entretiene jugando con los Zeds: hay que conseguir suministros rápidamente, así que acelera, conecta los limpia y…

…pasando por encima de los jodidos Zeds.


Mientras, en el Laboratorio, Alan Jones sigue sorprendiendo con un nuevo logro, y en esta ocasión es crucial: ¡el descubrimiento del Último Componente para la elaboración del Antídoto contra el virus Z!:

Alan 'Xeno' Jones
Como la Sombra, un héroe pulp de hace un siglo, a Alan Jones nunca se le ve sin su gabardina negra y su sombrero de ala ancha que deja su rostro en la oscuridad. Quién es y de dónde viene son misterios tanto como el origen de los propios Zeds.
Es un solitario que sigue sus propios planes, puntualmente trabajando con otros (aunque nunca están seguros de porqué). Lo habla poco, y cuando lo hace, es con voz baja y en un acento desconocido. Su conocimiento de la ciencia y la tecnología es prodigioso, y tiene extraños poderes, incluyendo una habilidad para viajar al parecer instánteneamente de un lugar a otro. Su arma parece un revólver pero no usa munición, matando en silencio. Es un temible asesino de Zeds, pero al mismo tiempo está dispuesto a experimentar con humanos sin compasión (resultando fatal para ellos).
Algunos sospechan que es un agente del gobierno probando nuevas tecnologías, otros creen que es un alienígena de otro mundo, y ciertos rumores concluyen que es mágico, un mago legendario. Quien sea o lo que sea, este extraño es un enigma que la gente de Farmingdale está contenta de tener su lado (por ahora).

TURNO 14

Zeds Arrastrándose

Pillan por sorpresa a Alyssa, que sufre graves heridas:

(unos Civiles o un Héroe en un camino elegido por Destino recibe un ataque cuerpo a
cuerpo, y le ha tocado a Alyssa)

La Brigada está en serios apuros. Pese a disponer de ventaja en la Central Nuclear, va perdiendo terreno y los Zeds están a punto de echárseles encima. Pero aguantan heroicamente, en una defensa que tiene que servir de ejemplo a todo Farmingdale.

(La desastrosa tirada me obliga a usar la carta para salvar la unidad)
Brigada Antidisturbios F.D.P.D.
Apodados irónicamente por los otros agentes como la Brigada “Silenciosa” del Departamento de Policía de Farmingdale, estos policías especializados y altamente cualificados trabajaban en una ciudad que nunca tuvo disturbios. Es decir, hasta que aparecieron los Zeds. Ahora la multitud llena las calles, y los civiles comunes y corrientes corren aterrorizados, obstaculizando a aquellos que saben qué hacer y están tratando de hacerlo.
De repente, la Brigada Antidisturbios F.D.P.D. tiene mucho que hacer: eliminar el caos, reestablecer el orden y, resplandeciente en su equipo protector militar antidisturbios excedente, formar una falange y machacar los cerebros de cualquier Zed que se cruza en su camino. Han esperado este día, y ha llegado, y están aprovechando la oportunidad para darle a su habilidad y entrenamiento un buen uso.


Grandes Ruedas Carter va de vuelta a la ciudad, ya cargado, y ¡Hombre…mira quién hay ahí!, los Zeds de antes, que vuelven a ver, por última vez, los bajos del trailer.

La partida está bastante avanzada y así está la situación:

TURNO 15

¡¿Pero Qué?!…¡¿Hay Más?!

(los espacios con nombre son por ejemplo la Mina, el Paso del Zurdo…)

Creo que no ha sido buena idea dejar a varios Zeds heridos…No sólo se recuperan de las heridas sino que, si están en ciertos lugares de Farmingdale, recuperan su fuerza. Los que están en la Universidad se recuperan del todo, aunque por suerte no son Zeds especialmente peligrosos. Pero lo que ahora ha de preocuparnos es que…¡todos avanzan!.

La Brigada parece que paga el esfuerzo, y cae en la Central. La Autopista queda así sin protección; al menos no hay que lamentar su muerte…de momento. También cae el Guardia del túnel, aunque planta cara hasta el final haciendo retroceder a los Zeds de nuevo a las Catacumbas.

El Túnel y la Autopista están prácticamente sin defensa, y en la Montaña Alyssa está muy débil para enfrentarse a la horda cercana, así que construye una barricada mientras llegan refuerzos; bueno…construye una barricada, sabe que los refuerzos es difícil que lleguen a tiempo.

Johnson es complicado que llegue a echar una mano a Alyssa. Y aún con la barricada, la diferencia de fuerza va a ser grande


Y Carter descarga en la ciudad, donde aprovecha para recuperar fuerzas con unas cervezas y emprender de nuevo camino, en esta ocasión por la Autopista hasta la Central:

Podríamos decir que vence en el combate, aunque las heridas vuelven a abrirse:

Por su lado débil, la fuerza le baja a la mitad
'Grandes Ruedas' Carter
Brian (“Grandes Ruedas”) Carter es más feliz instalado en su camión/ casa/oficina de 18 ruedas y rugiendo por la carretera. Siempre se le ve cerca de su fiel camión “Rose”, llamado así después de que su primer amor verdadero falleciese trágicamente antes de que pudiesen casarse. Después de esto, Carter prometió que nunca se instalaría en un sitio, y que viviría su vida vagabundeando con “Rose” carretera adelante. Como propietario/empresario independiente que ha viajado por el continente en largos viajes durante años, Carter ama su trabajo y el tiempo que le permite dejar volar sus pensamientos felizmente a la vida que perdió…y a la vida que tiene. Una buena parada de camiones, hacer nuevos amigos, y compartir un par de cervezas por la noche. Estas cosas hacen que Grandes Ruedas se contente con dormir en la parte trasera de su camión y vivir para conducir otro día. Cuando aparecieron los Zeds y las carreteras que se iba encontrando se abarrotaban de refugiados, lo tomó como una afrenta personal a su forma de vida. Cuando se corrió la voz de que se necesitaba a alguien para llevar los suministros a los supervivientes asediados de Farmingdale, no tuvo dudas de que era el hombre adecuado y maldita sea cualquier Zeds que se interpusiera en su camino y el de Rose. Trabajando con un amigo mecánico, Tim “Taladro” Powers, Carter dijo: “pongámosle unas pinchos a Rose y démosles a estos Zeds unos cuantos problemas”. Ahora más vehículo blindado que camión, Rose la Vagabunda y Carter están juntos de nuevo en la carretera y se dirigen al epicentro de Farmingdale para entregar la mercancía y arreglar la situación. “Vamos Rose, tenemos una cita…”

TURNO 16

¡Cerebros!

(estas cartas son muy puñeteras porque no tienes acciones, sólo actúan los Zeds, sacándose después otra carta con la consiguiente activación de nuevo de los Zeds)

De nuevo avance masivo de Zeds. Sólo quieren abrirnos el cráneo y comerse nuestro cerebro, y no pararán hasta que los rechacemos.

La barricada no fue suficiente…y Alyssa no tiene oportunidad contra la horda. Quizás debió haber atacado ella primero con su Golpe Asesino, pero ya es tarde para eso… La horda continúa hasta la Mina, cerca ya de Johnson que habrá de afinar su puntería.

Si algo tienen los Zeds es que nunca se retiran, y Carter lo comprueba cuando estaba tomándose un descanso. Pudo salvar el culo a duras penas, pero desde luego no está en condiciones de seguir. Tendrá que volver a la Ciudad o al menos buscar una mejor posición:

(Carter está a punto de morir. No podrá aguantar un combate más)

Y por si ésto fuera poco…un Super Zed se une en el Bosque a los que allí hay. Parecen débiles, ¿¿qué tendrán de super??:

TURNO 17

¡Cerebros! (Otra vez…)

¡¿Dos de estos Eventos seguidos?!. ¡Dejadme respirar!

Ésto no es un asedio zombie, ¡es directamente la invasión de los muertos vivientes!. El Caos está en 7 de 10…esperemos resistir a esta nueva avalancha.

Buf…ha costado pero nos mantenemos al pie del cañón. Los Zeds avanzan peligrosamente en la Autopista, aunque ya mermados, y a costa de mandar a Carter al Hospital. Y en los Suburbios la Guardia Nacional consigue repeler a los Zeds ‘inteligentes’, pero sufriendo bajas. En general todos los caminos están mal defendidos. Espero que el Ejército venga pronto porque no vamos a poder resistir mucho más. Así está la ciudad:

Problemas serios en Montaña, Bosque, Autopista y Túnel. En los Suburbios no creo que la cosa se complique demasiado

TURNO 18

Perdiendo la Esperanza

¡Están aquiiii!. Por la Autopista ven los ciudadanos aparecer unas figuras renqueantes pero implacables. “¡Doc, haz algo!”

(si los Zeds acceden al centro de la ciudad se pierde inmediatamente la partida)

Ni Doc, ni los Civiles, ni el Guardia en la ciudad son capaces de hacer frente a estos Zeds, y están a punto de entrar en la ciudad. Alan Jones podría dejar el laboratorio para apoyar en la defensa pero…¡¿dónde demonios ha ido?!…Nadie sabe cómo, ha aparecido en la Central Nuclear. Bueno…también allí es necesario recuperar el orden, alarmantemente bajo. Así que Johnson se ve obligado a bajar de la ladera de la montaña, dejando ese camino sin defensa, para masacrarlos a escopetazos. O esa es la idea…

Johnson carga…

Apunta…”todavía no…todavía no…”

¡Sí joder, sí!…¿Es o no es el puto amo?

¡¡A tomar por culo de aquí, Zeds de mieeeeerda!!.

Y teníamos un As en la manga que es buen momento de usar…

Una nueva Heroína se nos une, la Capitana Piazza.

Capitana Pizza
La única niña de una familia de siete hermanos de Window Rock, Arizona, donde su padre trabajaba como enlace del gobierno con la Autoridad Tribal Navajo. Su crianza en el desierto le permitió aprender a disparar. Y disparando, ganó varias competiciones regionales y actuó como tiradora. Cuando un ojeador del Ejército se acercó a ella mientras sujetaba en brazos su último trofeo, vio una oportunidad de poner su talento al servicio de su pais, un compromiso que su padre le había inculcado. Sus amigos navajos le enseñaron cómo moverse con sigilo y rapidez, y este talento le garantizó una rápida progresión en las fuerzas armadas como francotiradora de reconocimiento, capaz de disparar y explorar, buscando rápidamente nuevas posiciones desde las que volver a disparar. Tras cumplir servicio en varias partes del mundo, se la asignó como instructora en West Point. Esto le venía bien porque le dejaba tiempo para su otro gran interés: hacer bonitas joyas al estilo navajo. Sentía que había encontrado su lugar en la vida como artista y profesora, hasta que un día llegaron órdenes de partir para un encargo especial en un laboratorio del gobierno en un lugar llamado Farmingdale. No tenía ni idea de que podría tratarse, y odiaba tener que irse, pero en el Ejército, las órdenes son las órdenes…

La Capitana avanza hasta el Paso del Zurdo. El Caos baja a 6…

TURNO 19

¡¿Qué Coño es Eso?!

Algo debe estar dando órdenes a estos Zeds, si no ésto no tiene explicación. La Capitana va a estar entretenida…una manada de lobos se dirige rápido hacia ella, sin darle tiempo a disparar su rifle. De momento ésto provoca un nuevo brote de infección, con la aparición de otros Super Zed, los Reanimator, con poder de curación, en los Suburbios.

Pan comido para la Guardia Nacional…

Pero volvamos al Paso del Zurdo…

La Capitana, recién llegada, pasa sin pena ni gloria, devorada por los rabiosos lobos. Uno más al Cementerio donde…¡¿qué? ¿cómo? ¿cuándo?!…

¡El Toro Loco!. Debilitado, no pudo resistir el empuje Z en el Bosque, pero murió rechazando, aunque sea por el momento, la horda. ¡¡Te echaremos de menos!!…

La vida sigue… No podemos cubrir todos los frentes, hay que elegir. En el Bosque todavía la horda se encuentra lejos de la ciudad. El Túnel es preocupante, y también la Montaña ahora que hemos perdido a Piazza. Túnel, Montaña…mejor el Túnel, donde los Civiles avanzan para situarse en la Garita de Seguridad y colocar allí una barricada.

La resistencia y el sacrificio de héroes y civiles ha conmovido a los ciudadanos, que se organizan para ayudar en lo posible a resistir:

(la Carta de Destino me permite añadir unos Civiles Heroicos a la ciudad; elijo El Mensajero Claro (Clarion Courier), que a su vez me permite añadir otros Civiles Heroicos, eligiendo al Cuerpo de Salvamento (The Savior Corps)
El Mensajero Claro
En la Era de Internet, los periódicos se han vuelto algo pintoresco y pasado de moda porque la gente se informa electrónicamente en sus ordenadores, smartphones, tablets, e incluso teléfonos de pulsera. Pero los intrépidos reporteros del Mensajero Claro, un serio periódico local de la pequeña ciudad de Farmingdale, encabezado por su audaz y de mirada fiera editora, Marge Printera, muestran cómo ese toque de papel de periódico puede levantar el ánimo y elevar la moral. La página editorial de El Mensajero se ha convertido en un punto de encuentro para Farmingdale, instando a los héroes locales a dar un paso adelante, animando a todos a donar suministros de emergencia por el bien de la comunidad, y preparándoles para ofrecer una última resistencia en el Centro de la Ciudad, sin importar el desaliento y el absoluto desafío que supone. La distribución como página editorial nunca ha sido mayor ahora que está empezando a leerse en las asambleas y a pegarse en las paredes a lo largo del mayor área de Farmingdale, ayudando a los ciudadanos a convertirse en algo más que un rival para los Zeds (quien no se suscribe).
Cuerpo de Salvamento
Cuando aparecieron los Zeds, los soldados del Cuerpo del Salvamento abandonaron sus llamadas al timbre y sus cajas de donación para proporcionar la ayuda y el consuelo que tanto necesitaban las víctimas de la masacre de los no muertos. Bajo el liderazgo incondicional de la general Margaret Stanton, la organización está demostrando que la caridad comienza en casa y ha abierto su almacén en Farmingdale para proporcionar suministros a los desamparados y los nuevos sin techo. Acostumbrados a ayudar en zonas de desastre en cualquier parte del mundo con fe y coraje, instalando estaciones de campo de primeros auxilios para reforzar los esfuerzos del Hospital y sus médicos. Si bien no son soldados de combate, el sentido del deber que muestra el Cuerpo de Salvamento es más que suficiente para fomentar la esperanza y el coraje donde más se necesita, lo que, al final, puede ser más importante que las balas.
Espero que los civiles aguanten lo suficiente hasta que venga el Ejército

Y todo Farmingdale está atento para ver cuál es el siguiente movimiento Zed…

TURNO 20

Ataque del Ejército con Misil Dron

Por desgracia los civiles del túnel no pueden frenar a los Zeds, que les pasan por encima destruyendo la barricada, y situándose a las puertas de la ciudad.

El Ejército está muy cerca. Prueba de ello es una adelantada unidad aérea, que lanza un misil sobre los Zeds más avanzados de la Montaña…

…debilitando a la horda. La gente empieza a ver una luz de esperanza:

(Abajo a la izquierda se ve a los Zeds al borde de la Ciudad, en el Túnel)

Es momento de encargarse de los Zeds del Túnel, nuestra mayor amenaza junto con los de la Montaña. Y también debemos bajar controlar como sea el Caos, que está en niveles alarmantes (8 de 10).

Alan avanza hasta Ingeburg, donde restaura el orden, mientras que Johnson, quién ha demostrado ser nuestra mejor baza, baja a los subterráneos de la ciudad que dan entrada al Túnel, para disparar desde allí a los amenazantes Zeds:

Les hace el suficiente daño como para debilitarlos, dejando así de ser una amenaza.

Turno 21 (último)

Es Hora de Echarle Huevos o Callar

En un último ataque Z, todos se mueven.
Combates en Ingeburg (Alan Jones) y en los subterráneos (Johnson), que rechazan a los Zeds con contundencia.

En el resto de caminos los Zeds avanzan, pero no entran en más lugares donde sembrar el caos, que se queda en 8:

Tras unas jornadas extenuantes, logras defender Farmingdale. Muchos se han quedado en el camino; Alyssa, Piazza, Toro Loco, el Guardia de Seguridad de Red Diamond y Civiles y Refugiados dieron su vida luchando contra una amenaza que nosotros mismos hemos creado. Como en toda guerra, lo mejor y lo peor del ser humano van de la mano. En esta ocasión Farmingdale verá un nuevo día, pero seguro que no será la última…

EPÍLOGO:
<¡Has ganado!. Ves el caos a tu alrededor cuando los Zeds retroceden. Los sonidos de disparos cercanos te sacan de tus pensamientos mientras comienzas a restablecer el orden en tu ciudad. Tu tarea ahora es disparar a todos los temblorosos cuerpos y poner fin a su miseria, tanto a los vivos como los no muertos.>

FIN

Si quieres echar una mano con los gastos de la página te estaría muy agradecido:

5 comentarios en “Partida al DAWN OF THE ZEDS 3ed (Parte 2 y final)”

  1. Muchas gracias por la partida. Esperando con ganas que me llegue mi versión de Maldito Games.

    Ya sabemos que son juegos de mesa. Pero qué gozada cuando los convertimos en experiencias únicas como tú lo has hecho.

  2. Impresionante! me ha encantado, y a pesar de que se veia todo muy negro al final…buf! ha habido suerte con Jones y con Jonhson en modo MVP xD
    Muchas gracias por la partida, engancha y muy divertida tu manera de exponerla! Saludos

    1. ¡Muchas gracias!. En este juego siempre hay algún momento crítico donde se ve la partida casi perdida (¡o más de uno!). Sin duda alguna, Johnson el héroe de Farmingdale 😁

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba