Campaña a MINI ROGUE (Parte 3 – Final)

(Viene de Aquí)

CAPITULO 4.2

Una vez derrotado el horror que tenías enfrente, tus ojos se detienen en una pequeña reliquia redonda, el Ojo de Constantino. Supuestamente otorga clarividencia a quien busque la Sangre de Og. Cogiéndolo con respeto, puedes sentir una energía maligna que fluye de él. Una voz resuena del guardián muerto en el suelo: “EL OROA TE HA VISTO. SERÁS PERDONADO SI RECUPERAS EL CORAZON DEL TRAIDOR”.

Retrocedes por la torre y vuelves a la entrada. La puerta está entreabierta. Tu caballo te espera, ansioso por dejar este lugar. Guiado por el Ojo, vas a la Mazmorra donde reside el objeto de ti búsqueda: la Sangre de Og.

Tablero de Mazmorra. Si tienes el hueso de Ernazar, ganas 1 XP. Obtienes la Reliquia El Ojo de Constantino.

  • Cuando venzas a los Restos Mortales de Og en la última planta→Capítulo 5

Planta 1: Las Cloacas

Empiezas bien, ya que encuentras una Poción de Fuego (hace 7 de daño) en un Refugio.

(Podría haber escogido una Pócima de Veneno o +2 de Experiencia. He dudado en si coger ésto último porque es importante subir rápido de experiencia al principio, pero como con el Hueso de Ernazar gano +1 extra al matar a un monstruo espero que eso me haga subir rápido.)

Y primer enemigo, un Gusano Ciego, que no debería suponer mayor problema. Uso la pócima recién conseguida, ya que nuestro héroe no es fuerte todavía en este inicio de la mazmorra…(+1 Oro) (+1 Experiencia; recordad, por llevar el Hueso de Ernazar)

(la imagen de la carta ya habréis visto que no refleja todas los enemigos que puedes encontrar)

Me adentro en una Cueva Húmeda, donde alguien debió perder un Gorro Resplandeciente, lo que por otro lado es bastante raro ya que se veía desde fuera. No voy a quejarme…(+2 Experiencia, y alcanzo el nivel 2). Y me dispongo para otro combate. Esta vez es una infeliz Rata Gigante, que probará mi recién mejorada habilidad de combate (lanzo 2 dados). “¡Ven aquí amiga, que necesito algo para la cena!…

  • 3 5 ☠️✓. Aún con la Maldición (me resta 1 a cada dado) aplasto a la rata con mezcla de asco y…no, sin mezcla, con un asco visceral, esparciendo sus vísceras por el suelo (+2 Exp). Me quedo sin cena, pero a gusto

Huesecitos continúa su viaje despreocupado, como sólo puede estarlo un ser sin músculos ni órganos de los que preocuparse.

En una Tienda compra un mendrugo de pan que le devuelve algo de vigor ( +1 Vida=9, 0 Oro); el dinero no da para más.

Sigue Husescitos, y se encuentra un Cofre del Tesoro. Por supuesto decide abrirlo, pero no encuentra nada útil (obtengo pócimas que ya tengo).

Ya va siendo hora de estirar un poco los cúbitos y radios. ¡Mira!, el Rey Rata de allí me servirá…

(está mal indicado, todavía estoy en el Piso 1)
  • 6 X ☠️. Relanzo el fallo (-1 Experiencia=7)
  • 6 6 ☠️ ✓. Lástima, sin la Maldición me lo habría cargado de un solo ataque (-2 Vida). La Rata se cura 1 daño (Huesecitos:7, Rey Rata:3)
  • 2 2. Suficiente para cargarme a la Rata, pero el veneno empieza a hacer efecto (+1 Oro, +1 Exp)

Creo que es el momento de usar mi poder de Regeneración, aunque ello suponga que no podré usar la habilidad de ataque contra el Boss, pero no quiero arriesgarme con el Boss tan cerca. (+6 Vida=13)

Y justo antes del Boss me asalta un Bandido

(aquí también está mal indicado, aunque no habría cambiado la resolución)

“¡Dame todo lo que tengas!”. “A veeeer, que no quiero problemas, que los problemas ya vienen solos como para buscarlos…”. “¡2 Monedas de Oro y te dejo pasar!”. “Mira que eres pesado…”. Estoy desenvainando mi espada cuando el Bandido cae arrodillado y, con las manos entrelazadas y voz entre sollozos súplica: “¡Dame algo por favor, que es que no impongo una mierda y tengo un hambre que me muero!”. La verdad es que me da pena, tocando ese corazoncito que ya no llevo dentro, y le doy un poco de comida. Total, a mí no me sirve (-1 Comida=0).

ENFRENTAMIENTO JEFE PISO 1 (El Dragón Maldito)

Sin Pócima de Fuego ni posibilidad de usar el Puñal de Hueso, el combate se presenta delicado…

  • 5 2 ☠️ ✓. Primer encontronazo, que aguanto perfectamente (-2 Vida; como ya estoy envenenado no hay efecto añadido) (Huesecitos:11, Dragón:7)
  • 5 3 ☠️ . Mi estocada, aunque penetra en el cuerpo del Dragón, no logra matarlo; éste, gravemente herido, falla en su respuesta (Huesecitos:11, Dragón:1)
  • 6 3. Y acabó con el sufrimiento de la bestia… (+2 Exp, +1 Oro)

Planta 2: La Mazmorra

Tan tranquilo va nuestro amigo, que siempre ha sido un poco despistado, que al cruzar un Pasillo pisa unos Tablones Desvencijados y cae al piso inferior (-2 Vida).

Ésto ha debido costar al menos una fisura

(Éste va a complicar las cosas, ya que los enemigos serán más fuertes sin haberme dado tiempo a mejorar porque me ha sucedido nada más empezar el Piso)


Planta 3: Las Catacumbas

Tendré que tirar de nuevo de mi capacidad de Regeneración (+6 Vida=15). Esperemos así aguantar…

En la Librería descubro la forma de recuperar mi habilidad, ¡genial!, y lanzo una moneda a un cuervo que no deja de repetir “¡Nunca más, nunca más!”, y se va volando. Y sí, nunca más supe de él

Lástima no haber dispuesto de comida para así poder adquirir la carta del Cuervo

Otro Cofre. Y en esta ocasión sí encuentro algo, una Pócima de Congelación (obvia un turno del enemigo en combate).

Seguimos avanzando por esta planta, y nos topamos con un Ballestero No-Muerto. Parece tan fuerte como el Jefe del primer piso, habrá que andarse con ojo…

  • 5 5 ✓. Me Envenena y además me mete un buen ostión (-6 Vida) (Huesecitos:9 Ballestero:2)
  • 2 5 ☠️🤢. ¡A tu casa!, aunque el Veneno ya empieza a surtir efecto (-1 Vida) (+3 Exp)

Prefiero no cruzar de nuevo un pasillo, no vaya a ser que el suelo también esté en mal estado, y vuelvo a la Librería, donde me leo unos Apuntes sobre táctica mide combate bastante reveladores (+1 Exp). Creo que voy a poner en práctica lo aprendido con unos Sangrientos Sabuesos. Saco mi ya famoso Puñal de Hueso a relucir…

  • 6 4 3 ☠️. Lanzo otro dado por el 6
  • 6 4 3 2 ☠️. Les doy un buen golpe, pero tienen mucho aguante, y me llevo unos buenos mordiscos (-5 Vida), y me debato en tres la vida y la muerte…(Huesecitos:3 Sabuesos:9)
  • 4 X. ¡Venga hombre!. Relanzo el fallo(-1 Exp)
  • 4 6 🤢. ¡Uff…!, me salvo por los pelos (+3 Oro=5, +1 Exp)

Con el creo que mayor botín desde que empecé la aventura, entro en la Tienda más cercana y me pongo ciego a comer, beber y abrillantar mis doloridos huesos (-5 Oro=0, +6 Vida=9)

Estoy mas cerca de mi siguiente gran enemigo, ¡el Necrófago!. Me veo todavía demasiado debilitado tras los recientes combates (esos Sabuesos…) y me Regenero (+6 Vida=15). Espero que de aquí a encontrarme con él recupere mis habilidades.

Paso de largo un Laboratorio que no me sirve para nada, y evito caer en una Espesa Red que me habría cegado temporalmente (+2 Comida). Después encuentro unas monedas (+1 Oro):

E interponiéndose entre mí y el Necrófago aparecen un Bandido (otro distinto al de antes, que con ese ya tengo buen rollo) y un Enjambre de Insectos. Me encaro al Bandido, y como no sería muy inteligente un duelo justo antes del Jefe, le doy los 2 de Comida que tengo y listo (+2 Experiencia=16). Lástima, me quedo a 2 de subir a nivel 3.

Durante mi modesta ‘donación’ al Bandido, el enjambre se ha dispersado, y me encuentro frente al Jefe de esta planta…

ENFRENTAMIENTO JEFE PISO 3 (Necrófago)

  • 6 3. Vuelvo a lanzar un dado por el 6 conseguido (recuerdo que si saco una X se anula el 6; si no, se suma)
  • 6(X) 3 🤢 1. (Me ha salido mal tentar la suerte). Por suerte, ¡mucha suerte!, el Necrófago falla estrepitosamente en su acometida (-1 Vida por el veneno) (Huesecitos:14, Necrófago:22). Todavía le queda mucha vida…
  • 4 3 🤢. Uso la Pócima de Congelación, que me da algo de tiempo (-1 Vida) (Huesecitos:13, Necrófago:15)
  • 5 2 ☠️🤢 1. ¡Bueno, mi día de suerte!. O más bien el día aciago para el Necrófago, que debería revisar su vista porque vuelve a fallar. Pese a ello, todavía puedo perder el combate (-1 Vida) (Huesecitos:12, Necrófago:10)
  • 5 X ☠️🤢. Relanzo el fallo (-1 Experiencia)
  • 5 5 ☠️🤢 ✓. Le dejo a 2 de vida tan sólo, pero ahora sí que me mete, con un puñetazo que me pone la mandíbula del revés (-4 Vida y -1 por el veneno) y me deja debilitado (-1 Exp) (Huesecitos:7, Necrófago:2)
  • 5 X ☠️🤢. Y ahora por fin cae el asqueroso engendro. De nuevo sufro envenenamiento, que no me ha dado tregua en todo el combate (-1 Vida=6) (+5 Exp=19, +1 Oro=2)

PISO 4: La Torre Sumergida

Última planta, aunque aún queda un trecho hasta el último enfrentamiento.

Lo primero que hago es conseguir, con el Oro del que dispongo, de una Bendición de un Mercader, con la que me curo del Envenenamiento. ¡Sssiiiiii!.

Estando sin blanca, paso del Cazador que se encuentra al lado y pruebo suerte en la Cueva Húmeda. Encuentro un Hongo Marrón que resulta comestible, y lo guardo para un posible intercambio.

Y de ahí me meto en un Refugio Abandonado, donde probablemente hubiese estado un Guerrero, ya que encuentro una Poción de Fuego muy rica.

Como no podía ser todo color de rosa, a la salida del refugio me espera un Dispositivo Maldito, que con mis finos dedos consigo desbaratar (+3 Experiencia), no sin antes Regenerarme (+6 Vida).

Salgo de la anterior zona y veo un nuevo Laboratorio que no me aporta nada. Tras él, encuentro otro Recipiente de un Siglo de Antigüedad con mi Vista de Lince, que poco me dura ya que lo cambio por la Reliquia Maldita:

(Nota: en el Laboratorio saqué un valor max de 4 en la tirada de habilidad, y necesito 5 o 6; pero la Vista de Lince, que obtuve al finalizar el anterior capítulo, hace que valga también un 4 para superar las pruebas de Tesoro)

Y antes de abandonar esta segunda zona de la planta paso de largo una Armería, ya que no le puedo deshacer de la Reliquia salvo en unos lugares en concreto.

Última zona de la última planta, y primera en la frente. Un Guardia Real me está esperando, con la noble intención de clavarme su espada en el ojete. Veamos qué sabe hacer…

  • 6 4 X. Relanzo el fallo (-1 Exp)
  • 6 4 2. No se ha activado la Maldición así que le haría 12 de daño, y tiene 15 de vida. Voy a lanzar otro dado gracias al 6, a ver si hay suerte y ni me ataca
  • 6(X) 4 2. ¡Me cagüen los muertos de quien creó los dados como mecánica!. ¡¿Otra vez?!…¿¿¡¡OTRA VEZ??!!. Mis 12 de daño se convierten de repente en 6. Ni con la Poción de Fuego puedo derrotarlo. Así que no queda otra que comerme su ataque, que no es poco… (-8 Vida) y quedo de nuevo Envenenado (Huesecitos:4, Guarda:9)
  • 3 2 X. Vaya joyita de tirada. Relanzo el 2 y el fallo (-2 Exp)
  • 3 3 X. Sin comentarios…Me veo obligado a usar la Poción de Fuego para no morir por el contrataque (+4 Experiencia)

Pues el Guarda Real me ha dejado con un pie en la tumba. Evidentemente me Regenero antes de proseguir (+6 Vida=10), que no es que me deje para echar cohetes pero es lo que hay. Mi opción es subir más de experiencia, que está al máximo, para que así me suba la vida en su lugar.

En un Mausoleo recojo unas monedillas. Poca cosa, que dudo me sirvan de algo a estas alturas (+1 Oro). ¡Y accedo al Santuario!, importante noticia, ya que es uno de los lugares donde puedo deshacerme de la Reliquia Maldita (Maldito), tras lo cual me veo insuflado de nueva energía (+5 Vida).

No sólo eso, sino que la estancia en el Santuario da algo de reposo a este alma descarriada. Aunque siendo esqueleto de poca fe el reposo es ligero…(+1 Vida=15). Sea como sea, en un momento el destino ha querido que recupere mis fuerzas, quizás para tener un enfrentamiento final acorde a la ocasión.

Pero la suerte, o el karma quizás que me devuelve lo que la vida me ha quitado 😭, me depara todavía una sorpresa más, pues en el Refugio de un Clérigo una Poción de Curación me hace sentir como recién muerto (+6 Vida, alcanzando el máximo de 20).

Había sacado un 6, nada recomendable en este lugar, pero el Ojo de Constantino que llevo me permite relanzar una vez el dado negro en las pruebas, sacando esta vez un 3, que convierto en 4 por haber pasado previamente la prueba de habilidad

Y ahora sí, el esperado Final Boss de esta Aventura (que no de la Campaña)…


ENFRENTAMIENTO JEFE PISO 4 (Restos de Og) (FINAL)

“Muchos han venido a reclamar la Sangre de Og, mortal…”

(Nota: Este Jefe tiene una particularidad, y es que has de vencerlo en 2 Fases. En la primera tiene 25 de vida y te provoca Maldición; en la segunda pasa a tener 20 y te provoca Envenenamiento. Y en ambas mete ostias como panes)

Una pena que no pueda disponer de mi Puñal de Hueso, pero no puedo quejarme teniendo en cuenta cómo empecé la zona. ¡Prepárate porque esa sangre será mía!…

  • 4 2 X Relanzo el 2 y el fallo (-2 Exp)
  • 4 4 X ✓. Pim pam, lo comido por lo servido. Le meto pero me devuelve un golpe idéntico, con Maldición incluida (-8 Vida) (Huesecitos:12 Og:17). Este intercambio no me lleva a ningún lado. Mi única posibilidad es que falle no uno sino varios golpes, tener una suerte tremenda o ambas cosas 🤦🏻‍♂️
  • 4 3 3 ☠️. Relanzo los 3’s (-2 Exp). Ya no tengo nada que perder
  • 5 4 X ☠️ ✓. Pues cómo os lo explico…(-8 Vida) (Huesecitos:4 Og:10)
  • 6 2 X. Lanzo otro dado por el 6
  • 6(+2) 2 X

Supero la primera Fase, pero con 4 de vida restantes no seré capaz de aguantar un golpe más. Y conseguir 20 con los dados va a ser bastante difícil, pero no imposible…

  • 6 6 2 ☠️. ¡Atención que, pese a la Maldición, hay esperanza!. Relanzo el 2 y lanzo otros dos dados por los 6’s…
  • 6(+5) 6(+4) 4 ☠️ ✓. Hagamos cuentas: 25, restando 1 a cada dado (entiendo que la Maldición afecta a todos), da 20…¡20!. Y repetid conmigo: “¿Cuánta vida tiene ahora Og?”…🤣🤣 Su ataque habría entrado, pero no le doy opción…

(Nota: Juro que no lo he preparado. De hecho lo daba por perdido, pero no pasa nada porque se puede repetir el Capítulo hasta que vences a Og. No habría añadido el siguiente(s) intento, pero ahora ya hasta me lo ahorro. ¡Impresionante la coña que he tenido!. También es verdad que en la primera Fase no es que me hubiese ido muy bien, así que una por otra.)

Para enmarcar… (el dado negro sería blanco, que no vienen tantos)

Árbol de Habilidades

  • 1 punto sobrante del anterior Capítulo
  • 4 puntos por completar 4 pisos
  • 2 puntos por subir

7 puntos, con los que me llega para la habilidad de nivel 3 de Exploración:

  • Vista de Lince→Carismático: pago 2 menos de Oro al comprar pociones o armadura
  • Robusto 1 se queda como está. Que no sé porqué tiré por esta rama si nunca tengo armadura

EPÍLOGO

De pie sobre los Restos de Og, puedes ver que aún no está muerto: derrotado, derrumbado, cortado y rebanado, pero no muerto. Cuando te agachas para tomar la Sangre de Og de su cuello, notas que sus heridas se están curando. Un temblor recorre su cuerpo no muerto mientras extraes violentamente la sangre de Og. Parece que el rubí le dio poderes regenerativos. Ahora que tus manos rodean el rubí, te das cuenta de que en realidad es una reliquia: un pequeño frasco de vidrio redondo lleno de sangre. Desconcertado por el significado de todo esto, escuchas una voz desde el interior de tu cuerpo: “PONTE LA SANGRE DEL TRAIDOR.”

  • Ponerte la Sangre de Og alrededor del cuello
  • Llevar de vuelta la Sangre de Og al Rey

Huesecitos reposa un momento sus maltrechos huesos en el suelo de piedra. Quizás esta decisión marque su destino…🤔. “Devolverle la sangre al Rey puede que me colme de honores y el reconocimiento del pueblo. ¡¡Hasta quizás me convierta en Caballero!!”…

“Por otro lado, ¿cuánto tiempo duraría mi dicha?, ¿cómo podría aceptar la gente a una criatura del inframundo como su igual?… Empezarían con miradas y cotilleos, y acabarías repudiado por el miedo y la ignorancia, con mis huesos echados de comer a los perros. No, ¡me quedo con la Sangre!, y veamos lo que el destino me tiene preparado.”

Tomada ya su decisión, Huesecitos se pone en pie y coloca la Reliquia alrededor de su cuello…

Tus heridas comienzan a sanar, pero te pica la piel. “SOMOS OND’INOR, REJ’KAMER, OLB’ERON, ALP’ALACHIUS. HAS REZADO MUCHAS VECES EN NUESTROS SANTUARIOS Y PERSERVERADO TRAS BENDICIONES Y MALDICIONES.

NO SOMOS DIOSES DE LA PIEDAD, EL ALTRUISMO O LA RETRIBUCIÓN. ESTAMOS A FAVOR DE LO IMPÍO, LO DESHONESTO Y LOS DOLOROSOS RECORDATORIOS DE LA DESESPERANZA. Y SIN EMBARGO, A TRAVÉS DE LA ESTUPIDEZ O DE UNA DESPERDICIADA VALENTÍA, HAS CONSEGUIDO DERROTAR A NUESTRO TRAIDOR HERMANO EN SU PROPIO DOMINIO, PONIENDO EN RIESGO TU INÚTIL VIDA EN BUSCA DE LOS SUEÑOS DE ETERNIDAD DE OTRO.”

¡Te rascas la piel pero sólo encuentras huesos bajo las uñas! ¿En qué te has convertido?. “SU ESENCIA ES AHORA TUYA; TU VIDA, NUESTRA”. Tu mente se detiene cuando todas tus preguntas son respondidas: te has convertido en Og.

Realmente es un final digno de nuestro amigo, quizás el único posible jeje. Se cierra el círculo. No volváis a llamarle Husescitos, esa época pasó; la época de la compasión y la bondad quedó atrás. Temedle desde ahora, porque Og ha regresado. Lo que nunca murió tiene por fin una misión, y es defender la Reliquia. Huesecitos sonríe por dentro. Ahora sí que tendrán una razón para temerle…

🤟

FIN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba